iAngle: atril y recojeauriculares para tu iPhone

Empresas

Alejandro Magno acabó con el nudo gordiano de un golpe de espada.

Y los cables de los auriculares que sacamos del bolsillo liados en una madeja impenetrable se libran de tener un final parecido porque ya no se estila lo de andar con espada. Si se puede solucionar ese “lío” habitual y además poder colocar tu iPhone en una especie de atril, todo al mismo tiempo, todo con el mismo objeto, no puedes encontrarte más que ante el iAngle. ¿Deseas saber más?

Estas soluciones tan sencillas son las que nos dan rabia.

Porque una vez que las conocemos inevitablemente pensamos “¿pero cómo no se me ocurrió a mi?”. Y mientras por ahí habrá alguien que ha diseñado un simple cacho de plástico que se estará haciendo de oro. Pero reconozcámosle el mérito al muchacho, tanta simplicidad y tan gratos resultados.

iAngle en apariencia no es más que un triángulo de plástico en torno al que enrollar los cables de los auriculares para después poder llevarlo cómodamente guardado en el bolsillo sin que cuando lo saquemos parezca una colección de nudos marineros a la que el WinZip se ha quedado a medio comprimir. Pero además, gracias a la magia del diseño, dicho triángulo cuenta con una hendidura capaz de albergar nuestro iPhone en perfecto y estable equilibrio a modo de atril, bien para tenerlo en la mesa del despacho y ver quien nos llama, bien para colocarlo ante nosotros y dedicar unos minutos a visionar el capítulo de esta semana de nuestra serie preferida sin que luego las cervicales nos pasen factura. Además viene en color negro, que conjunta con todo. ─Antonio Rentero [iAngle]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor