IBM alerta de amenazas que pueden afectar a teléfonos y coches

SeguridadVirus

Los virus podrían expandirse de manera masiva a través de móviles, redes inalámbricas y ordenadores que controlan funciones básicas de los automóviles.

Ciertos problemas cada vez más comunes que presentan los ordenadores, tales como virus o correo basura, amenazan con extenderse a un rango más amplio de objetos electrónicos, que va desde los teléfonos hasta los motores de los vehículos, según un informe de IBM.

El estudio, difundido por los Servicios de Inteligencia en Seguridad del fabricante, reúne datos de grandes clientes corporativos, estadísticas de seguridad del gobierno de EEUU y observaciones de unos 2.000 consultores de IBM, al tiempo que detalla la proliferación de las amenazas de seguridad informáticas en 2004 y los peligros que podrían generarse.

Habrá que estar alerta, por tanto, a los virus que podrían expandirse de manera masiva a través de los teléfonos móviles, a la seguridad de las redes inalámbricas y a los ordenadores utilizados para controlar funciones básicas de los automóviles, advierte el estudio, titulado “Informe de las Tendencias sobre Amenazas y Ataques a la Seguridad”.

“Las amenazas se están incrementando, pero los consumidores y las empresas se están volviendo más astutas”, afirma en una entrevista Stuart McIrvine, director de estrategia de seguridad de IBM.

El estudio recoge información de 500.000 aparatos electrónicos y describe que el número de elementos de “malware” creció en 28.327 casos en 2004, lo que eleva el número total a 112.438. De los 147.000 millones de e-mail observados por IBM en 2004, uno de cada 16, o el 6 por ciento, contenían un virus. Durante 2002, sólo el 0,5 por ciento de los correos observados tenían un virus.

Igualmente, el promedio de “correo basura” en las redes mundiales alcanzó el 75 por ciento, aunque en los momentos críticos el spam representaba hasta el 95 por ciento del trafico.

Por otro lado, hay que destacar que el coche nuevo lleva como promedio 20 procesadores informáticos y el software necesario para que se pongan en marcha, lo que hace que se multipliquen las oportunidades para que se registren fallos en el funcionamiento e incluso ataques a distancia, entre otras amenazas, comenta McIrvine.

Otro peligro, por ejemplo, es la posibilidad de que haya problemas en el sistema que permite hablar por teléfono en Internet ( VoIP).

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor