IBM demanda a SCO por prácticas engañosas

Empresas

El Gigante Azul señala que SCO ha dañado sus negocios relacionados con el GLP y con potenciales clientes, así como destaca su competencia desleal.

IBM ha reaccionado a las acciones judiciales de SCO con una “contrademanda” argumentando que esta empresa, al haber distribuido una versión de Linux bajo la Licencia Pública General (GPL) no puede reclamar su propiedad. Además, acusa a SCO de haber violado hasta cuatro patentes de IBM, así como que el grupo demandado interfiere los negocios de IBM afirmando que ha retirado la licencia de distribución de AIX, un producto derivado de Unix. Así, tal y como informa CNET, IBM busca una compensación económica por daños aún no especificada y una orden contra las actividades intimidatorias de SCO

El subdirector general de sistemas de IBM, Bob Samson, señaló en un memorando a los clientes que la iniciativa de SCO contra la empresa “es un intento de sacar provecho de sus derechos limitados sobre un sistema operativo Unix muy antiguo, generando miedo, incertidumbre y dudas en el mercado”.

En el pliego de la denuncia, IBM afirma que SCO ha violado cuatro de sus patentes, que cubren la técnica de compresión de datos, un método para navegar en los menús de los programas que usan opciones en forma de diagramas de árbol, un sistema para verificar el recibo de los mensajes electrónicos y un método para controlar sistemas de cálculo ligados a un cluster.

IBM también afirma en su “contrademanda” que SCO no tiene derecho a reclamar como propietario cualquier código que distribuyera bajo GLP y que sus planes para cobrar a los usuarios de Linux no es legal. “Al distribuir productos bajo GLP, SCO acuerda, entre otras cosas, renunciar a cierto tipo de derechos, como el cobro de licencias, de cualquier producto distribuido bajo GLP. Asimismo, la empresa accedió no restringir las futuras distribuciones de cualquier código fuente de SCO bajo las siglas GLP”, denuncia el texto.

Por su parte, los abogados de IBM ponen de manifiesto que “SCO se ha aprovechado del código fuente distribuido por IBM bajo GLP, ha incluido ese código en productos de SCO para Linux y ha distribuido partes significativas de esos productos bajo GLP. Se entiende que SCO acepta las condiciones de las GLP en cualquier caso”. Estas condiciones impiden que SCO cobre por las licencias de código fuente bajo GLP.

Así, IBM acusa a SCO de haber incumplido las imposiciones de GLP al reclamar los derechos de propiedad sobre el código de Linux, al intentar cobrar por sus licencias, al copiar, conceder licencias o distribuir Linux bajo las condiciones de GLP después de que sus derechos de GLP caducasen y por intentar imponer restricciones adicionales a los receptores del código Linux.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor