IBM invierte mil millones de dólares para mejorar su superordenador Watson

EmpresasWorkspace

El superordenador recibirá una importante inyección económica procedente de la propia compañía que permitirá a los ingenieros de la firma crear nuevas aplicaciones a la computadora.

Es el ordenador del futuro y ya se ha hecho hueco en sectores tan importantes como la sanidad, las finanzas o la atención al cliente. El superordenador Watson, creado por IBM, recibirá una importante inyección económica procedente de la propia compañía que permitirá a los ingenieros de la firma crear nuevas aplicaciones que se sumarán a las ya logradas por esta computadora inteligente.

Según revela la web TNW la compañía tiene previsto invertir mil millones de dólares en la supercomputadora gracias a un programa de inversión propio. A esta suma económica podrán añadirse otros 100 millones más que podrían ser empleados para crear nuevas aplicaciones para esta innovadora plataforma informática y que proceden de un fondo de capital riesgo logrado por la compañía estadounidense.

Watson saltó a la fama cuando este superordenador fue capaz de contestar correctamente las preguntas del popular concurso de televisión norteamericano Jeopardy.  Tras su momento de fama, Watson no se convirtió en mero ordenador. IBM pensó que el superordenador podría tener otras misiones. La empresa pensó que quizás su criatura podría ayudar a realizar diagnósticos médicos y ordenar los complejos datos sanitarios, siendo el centro de tratamiento para el cáncer avanzado MD Anderson uno de los pioneros en probar este superordenador.

Pero la salud no fue el único sector en el que IBM quiso probar la validez de esta computadora inteligente. El superordenador irrumpió en los servicios financieros. No en vano, sus capacidades de cálculo han sido idóneas para identificar patrones de mercado y analizar inversiones de las firmas del sector.

De modo que con la nueva inversión que ejecutará la compañía, Watson podrá ampliar su gama de aplicaciones si bien no ha concretado cuales serían las nuevas lineas de aplicación de la plataforma.  De hecho, las futuras aplicaciones de la computadora podrían integrarse en una tienda virtual de apps, siguiendo el modelo de Apple y Google, si bien la firma no ha querido ampliar más detalles sobre estas posibilidades.

IBM espera lograr un beneficio cercano a los 10.000 millones de dólares durante la próxima década gracias a las aplicaciones derivadas de su supercomputadora y, en esta línea, trabaja desde noviembre en un ‘ecosistema’ de programadores que tiene como objetivo “dar sentido a los datos digitales del ordenador y sacar el máximo potencia a esta plataforma inteligente”, destaca IBM.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor