IBM perdona a la ex-empleada que se fugó a Oracle

EmpresasRegulación
0 0

Ambas compañías llegan a un acuerdo acerca de las demandas que habían cruzado desde que Joanne Olsen dejó al Gigante Azul por Oracle sin esperar el tiempo requerido por contrato.

Oracle e IBM llevaban un par de meses enfrentadas y se habían demandado la una a la otra, pero finalmente han llegado a un acuerdo amistoso para no tener que llevar el caso a los juzgados: ambas compañías retirarán sus demandas.

El enfrentamiento comenzó el pasado mes de junio cuando Joanne Olsen, empleada de IBM, abandonó la compañía para empezar a trabajar para Oracle. IBM puso en este momento su primera demanda, al entender que la trabajadora había roto la cláusula de confidencialidad que la obligaba a esperar un año antes de empezar a trabajar para una firma de la competencia.

La respuesta de Oracle, una compañía más peligrosa para el Gigante Azul desde su adquisición de Sun Microsystems, fue una contrademanda.

Finalmente, ambas compañías han decidido no llevar el caso a los tribunales, para lo que han acordado retirar ambas demandas. Se desconoce, no obstante, si el acuerdo ha supuesto algún tipo de desembolso económico para alguna de las compañías.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor