iCade: convierte tu iPad en una auténtica máquina recreativa

Empresas

Si eres muy fan de los videojuegos, si lo retro es lo tuyo y si empiezas a temer por la salud de la pantalla de tu iPad es el momento de hacerte con un iCade, un fabuloso modo de convertir tu tablet en toda una recreativa de las de toda la vida en las que disfrutar del arcade como debe ser, con una pantalla en vertical, con un joystick con bola roja a la que agarrarte y con unos cuantos botones que pulsar rápido, fuerte y sin miedo. Hemos podido probar de manera intensiva un iCade de los que vende Megagadgets y te contamos cómo es la experiencia.

En sus inicios lo de convertir tu iPad en un sistema de ocio al estilo de las viejas recreativas casi parecía una broma del Día de los Inocentes… hasta que alguien pensó que igual no era mala idea hacerlo en serio. Y aquí está el magnífico resultado.

Durante más de dos años en Itespresso le hemos prestado especial atención a la evolución del dispositivo y una vez que ha pasado por nuestras manos no podemos sino recomendarlo sin reservas para todos aquellos que tengáis en los videojuegos arcade una de vuestras pasiones.

Nos referimos especialmente al arcade porque es el género en el que probablemente se haga un uso más intensivo y hasta violento de los controles, y quizá sea el más apropiado para que todo ese castigo se lo lleve no el propio dispositivo, el iPad en este caso, sino algo más robusto, más preparado para soportar tanto ímpetu jugón.

En ese aspecto iCade no defrauda puesto que la botonera es muy sólida y el joystick resistente, además de fiables ambos. La caja en la que viene es bastante grande pero va desmontado por lo que te tocará hacer un poco de bricolaje con una llave Allen y unos cuantos tornillos, nada que no seas capaz de dominar en unos 5 minutos. Una vez montado el conjunto no quedará más que alojar el iPad en su lugar y configurar este para que “se entienda” con iCade.

Bastará con alojar en la parte inferior las dos pilas AA (que además vienen ya en la caja, lo que siempre se agradece), conectar el Bluetooth en el iPad, detectar el iCade e introducir desde este el código de emparejamiento mediante un sencillo método por el que cada botón y cada dirección de la cruceta del joystick se corresponde con un número. Mencionar también que en lo tocante a la energía del iCade, tiene un conector de alimentación externa de 5V (no viene con adaptador).

A continuación no hay más que lanzar nuestro juego favorito y como decía el gran Joaquín Prats, “¡a jugar!”. Eso sí, sin ser demasiado exhaustivos en nuestras pruebas hemos detectado algunos videojuegos que por misteriosas razones que seguramente tendrán que ver con la programación del manejo táctil, no responden a las órdenes que efectuamos desde el joystick o la botonera. Son excepciones, sin duda, pero existen.

De cualquier manera en la propia caja te remiten a una imprescindible colección de videojuegos, los grandes éxitos de Atari, un centenar de títulos clásicos de arcade que podrás ejecutar sin problema alguno.

En cuanto al manejo es tal y como puedes esperar. La sensación es la de manejar una vieja recreativa pero con la versatilidad de disponer del inabarcable repertorio de apps disponibles para tablets… o para móviles, porque si quieres también puedes emplearlo con tu smartphone aunque, evidentemente, le quedará algo grande la “recreativa”.

Y es que hemos hablado de iPad, porque originalmente este dispositivo está ideado para el tablet de Apple, incluso la hendidura presente en el soporte inferior donde alojar el tablet va en consonancia con el botón inferior del iPad, incluso hay un hueco en la estructura para pasar el Dock Connector/Lightning y proveer de energía al tablet mientras jugamos, pero en la práctica puedes emplear iCade con cualquier otro tablet. Recordemos que la conexión se realiza por Bluetooth por lo que en ese sentido no tienes problema.

Además el espacio en el que se aloja el tablet tiene la suficiente holgura como para permitirte ubicar otro modelo de otra marca que sea algo más ancho y algo más alto y por supuesto cualquier tablet del pujante formato de 7″ será bienvenido así como los “phablets” o los smartphones de última generación, con pantallas cada vez más grandes.

Por último y para los amantes de las personalizaciones, en Internet puedes encontrar plantillas para decorar iCade a tu gusto por fuera… y por dentro, al haber espacio de sobra, puedes incluso colocarle altavoces adicionales más potentes que los del iPad e incluso (esto ya para los MUY manitas) instalarle un par de botones en los laterales para echar partidas de pinball como Dios manda.

Robusto, sólido, con todo el aire de las recreativas de antaño, con botones resistentes y de fiable y rápida respuesta… es difícil ponerle un pero a iCade, si acaso que te permitirá aumentar el disfrute de los videojuegos arcade y que quizá pases más tiempo dedicado a ellos que antes. Tiene un precio de 69,95 euros, para los que os lo estéis preguntando. ─[Megagadgets]

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor