IceCube, el observatorio construido en lo más profundo del polo sur

Empresas
0 0

¿Quién estaría interesado en construir algo gigantesco en el polo Sur aparte de Pingu, Superman o el Doctor Maligno? Sí, lo has adivinado, un grupo de científicos. En este caso se trata de IceCube, el observatorio de neutrinos más grande del mundo. Una construcción faraónica que nos permitirá conocer más detalles sobre el universo gracias a los neutrinos y la radiación Cherenkov.

Este observatorio gigante se encuentra 1.400 metros bajo la superficie del polo Sur y ocupa 1 kilómetro cúbico. Incluso si juntáramos las Torres Petronas, el Empire Stat y la Torre Sears todavía no llegaríamos a cubrir su longitud.

El proyecto ha sido financiado por Estados Unidos, Bélgica, Alemania y Suecia, llegando a costar 271 millones de dólares y tardándose 10 años en construirse. Para su desarrollo también han colaborado investigadores de Barbados, Canada, Japón, Nueva Zelanda, Suiza y el Reino Unido aunque lo maneja la universidad de Wisconsin-Madison.

El observatorio detecta la radiación Cherenkov, creada por las reacciones nucleares de neutrinos al chocar con átomos de hielo. El polo Sur cuenta con la ventaja de tener el hielo más puro y claro de la Tierra, lo que minimiza las distorsiones. Gracias a esto se podrán realizar experimentos y nuevas investigaciones sobre la materia oscura, y no se refiere precisamente a las deposiciones de Darth Vader.

La construcción fue especialmente dura por las durísimas condiciones ambientales y dificultades técnicas del proyecto en si mismo. Todos los materiales y personal tuvo que volar hasta una estación que tiene EEUU en el polo Sur y al lado de la cual ha sido construido IceCube. Esperemos que con tanto agujero en el hielo que han hecho las cosas no acaben como en la película La Cosa.— Dani Burón

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor