iCensura, lo último de Apple

CensuraEmpresasRegulación

Todos sabemos que Apple no permite que en Apple Store se vendan aplicaciones con contenidos eróticos.

Así que tampoco iba a comercializar comics con contenidos subidos de tono. Lo último ha sido censurar diversas publicaciones para que con las consabidas franjas negras en determinadas viñetas ya nadie se escandalice. ¿Deseas saber más?

Ya en 1933 tuvo que ser una decisión judicial la que determinase que el célebre “Ulises” de James Joyce no era una publicación obscena. Pero actualmente continúa habiendo quienes, como en Apple, mantienen sus reparos sobre algunas escenas de la obra.

En concreto algunas viñetas de Robert Berry en la novela gráfica que adapta el libro han visto como sus dibujos de desnudos no pornográficos han terminado sepultados bajo franjas negras que en ocasiones no solo desvirtúan la intención artística del creador de la versión gráfica sino que impiden totalmente seguir la narración visual, como es el caso de otra obra clásica, “La importancia de llamarse Ernesto“, de Oscar Wilde, también polémico en la época victoriana.

Lo curioso del caso es que este último y sangrante caso, en el que se censura un beso entre dos hombres, contrasta con la novela gráfica “Kick Ass“, recientemente llevada al cine, en donde aparece una escena sexual entre un hombre y una mujer a la que se le ve un pecho, y que no fue censurado. Por último, las versiones censuradas de estas obras no están dirigidas a un público infantil, sino que se descargan tras haber certificado que eres mayor de 17 años.  ─Antonio Rentero [The New York Times]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor