Ilumina tus paseos ciclistas con un (1) LED

EmpresasInnovación

Vivimos tiempos de crisis y hay que apretarse el cinturón.

En este caso lo que hay que apretar es la goma elástica que sujeta esta luz a la bicicleta. Dejémonos de despilfarros y derroches, para que llenar la bibicleta de lucecillas hasta parecer una nave espacial si con un LED (uno solo) ya se nos ve. Y además es de quita y pon con el mínimo esfuerzo.

Una pequeña caja de plástico en la que hay un botón, un LED, un elástico y una hendidura.

No hace falta más para un faro de bicicleta. El elástico se pasa alrededor del tubo de la bici donde vayas a colocarlo, se encaja en la hendidura, se aprieta el botón y, parafraseando a Dios nuestro Señor,”fiat lux“… que no tiene nada que ver con la versión de lujo de un automóvil italiano.

Ideal para colocar en la parte trasera el que viene con el LED en color rojo y que nos vean los vehículos que se aproximen a nosotros, este minifaro tiene tres modos de iluminación: fijo, intermitente rápido e intermitente lento. También hay uno con el LED en color blanco para la parte delantera que si bien no te permitirá romper la oscuridad de la noche sí te proporcionará visibilidad frontal para al menos ser visible por los vehiculos que te vengan de frente.

La carcasa de plástico del minifaro se fabrica en cuatro colores: negro,azul,verde y amarillo y el pack con el frontal y el traser cuesta unos 20€. ─[A+ Store]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor