Indiegogo, desbordado por la campaña de crowdfunding para Grecia

CiberpoderRegulación

La campaña para recaudar los 1600 millones de euros que Grecia debía haber abonado ayer al FMI colapsa la plataforma y supera 1 millón de euros en tres días.

El agravamiento de la crisis de deuda que está sacudiendo a Grecia en las últimas semanas ha tenido, al menos, un efecto positivo: despertar la solidaridad. Un ciudadano inglés lanzó el lunes una campaña de crowdfunding en Indiegogo para recaudar los 1.600 millones de euros que el país heleno debía haber abonado al FMI.

Y la campaña ha sido un éxito. Hasta el punto de que la plataforma se ha visto colapsada. A eso de las 10 de la noche de ayer, Indiegogo advertía en Twitter: “Estamos experimentando problemas de conectividad debido al abrumador interés mundial por la campaña GreekBailout. Gracias por su paciencia”.

A pesar de los problemas técnicos, la campaña GreekBailout (Fondo de Rescate Griego) ha recaudado 1.004.000 euros en tres días, una cifra muy lejana a su objetivo, evidentemente, pero que refleja el interés y la solidaridad que ha generado Grecia en personas de todo el mundo, hasta sumar 59.000 contribuyentes a la campaña.

Esta, encabezada por el lema “Un fondo de rescate para Grecia. Por el pueblo, para el pueblo”, se basa en que “la Unión Europea es el hogar de 503 millones de personas. Si todos aportamos unos pocos euros [3 euros por persona], podemos conseguir que Grecia salve la situación”. Las opciones de donación son seis: 3 euros, 6, 10, 25, 160 y 5.000 euros, que dan derecho a distintas recompensas relacionadas con Grecia, desde una postal de Alexis Tsipras aunas vacaciones en el país para dos personas, pasando por diversos productos gastronómicos griegos.

La página de la campaña volvió a funcionar sobre las 1.30 horas de la madrugada. En estos momentos, aunque está operativa, continúan produciéndose retrasos y problemas en el acceso como consecuencia del elevado número de visitantes, a los que la noticia del fin del plazo sin que Grecia pagara al Fondo Monetario Internacional no ha desanimado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor