Industria insta a las operadoras a rebajar sus precios

Movilidad

El Gobierno ha adjudicado a Ericsson el contrato para realizar un estudio comparativo sobre los niveles de calidad de las tres compañías de comunicación móvil.

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha sacado a concurso tres concesiones de telefonía móvil que suman 10 MHz en la banda GSM-900, en el marco de un plan de actuación que incluye también la petición a las operadoras de que rebajen sus precios y la elaboración de un estudio sobre la calidad de su servicio.

Cualquier operadora, no sólo las que prestan servicio en la actualidad, puede presentarse a una, dos o tres concesiones, aunque Telefónica Móviles y Vodafone, que ya son titulares de derechos de uso de frecuencias GSM en la banda de 900 MHz, sólo pueden adjudicarse una concesión, una limitación que tiene como objetivo “fomentar la competencia y evitar la concentración”, según Francisco Ros, secretario de Estado de Telecomunicaciones.

El planteamiento del concurso permitiría que una operadora entrara en el mercado de telefonía GSM, pero se trata de una posibilidad más teórica que real, porque ese nuevo entrante tendría que asumir el compromiso de proporcionar cobertura a las zonas urbanas de las ciudades de más de 250.000 habitantes en el plazo de un año. La hipótesis más lógica parece la adjudicación a Amena, la única compañía que presta servicios actualmente y no cuenta con frecuencias en la banda de 900 MHz.

El criterio de valoración para la adjudicación de las licencias será el compromiso de inversión directa en infraestructuras de red que asuman las compañías, aunque se establece una diferencia entre las llamadas zonas específicas de extensión de servicio (aquellas que actualmente tienen nula o deficiente cobertura) y el resto de zonas.

En las zonas específicas, que incluyen los núcleos urbanos con menos de 400 habitantes, los licitadores se comprometen a invertir 20 millones de euros en el caso de la concesión 1, 13,5 millones en la 2 y 9 millones en la 3. En el resto de las zonas, los licitadores asumirán sus compromisos de inversión en función de su interés comercial.

Por otro lado, Industria ha instado a las operadoras a bajar sus precios, dado que considera que existe “un cierto margen” para su reducción. Igualmente, Ros ha anunciado que el Gobierno ha adjudicado a Ericsson el contrato para realizar un estudio comparativo sobre los niveles de calidad de las tres operadoras de móvil, con el objeto de poder contar con una referencia de la situación actual con vistas a la tramitación del nuevo marco regulador de telecomunicaciones.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor