Inmarsat-4, un satélite para proveer banda ancha

CloudServidores

El satélite de comunicaciones comerciales Inmarsat-4 será lanzado desde Cabo Cañaveral (EEUU) el jueves a bordo de un lanzador Atlas V de International Launch Services.

El satélite ha sido diseñado y construido por EADS Astrium, y está destinado a proveer la Red de área global de banda ancha (BGAN), un nuevo servicio que suministrará conectividad de Internet de banda ancha y comunicación móvil de voz continua alrededor del mundo.

El primer Inmarsat-4 será posicionado en órbita geoestacionaria en la longitud 65 grados este, lo que permitirá a Inmarsat dar cobertura a casi toda Europa, África, Oriente Medio y Asia, así como el océano Indico. Un segundo satélite se lanzará en el verano de 2005 para cubrir América del Sur, casi toda Norteamérica, el océano Atlántico y parte del Pacífico, informó hoy EADS.

Los satélites Inmarsat-4 están equipados con sistema de propulsión eléctrica y sus paneles solares de 45 metros de longitud generan 14 kilowatios (kW) de potencia eléctrica al inicio de vida y el satélite pesa aproximadamente unos 5.950 kilogramos (kg) en el lanzamiento. Su cuerpo principal mide siete metros de altura y el reflector de antena desplegable tiene unos 10 metros de diámetro.

Los centros en el Reino Unido, Alemania, España y Francia de EADS Astrium han contribuido al diseño y fabricación de éste vehículo altamente innovador. En concreto, EADS CASA Espacio ha diseñado y fabricado las antenas en banda L, compuestas de 12 elementos radiantes en forma de celosía hexagonal, montados sobre un panel estructural ultraligero. La tecnología utilizada es similar a la que se está proponiendo para las antenas de los satélites de Galileo. Cada antena pesa alrededor de 3,5 kg., habiéndose entregado seis modelos de vuelo.

Estos satélites Inmarsat-4, también llevan 19 haces anchos y total cobertura mundial para proveer continuidad a los servicios marítimos, aéreos y de emergencia ya existentes de Inmarsat. Un equipo de navegación incrementa y mejora las señales de navegación ya disponibles con satélites Inmarsat-3 para la comunidad de tráfico aéreo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor