INRIA consigue desarrollar un sistema “portátil” de visión 360º

Empresas

Podría parecer que este hombre pretende ser una baliza humana, o incluso grabar el estreno del Hobbit de manera discreta, y que alguien está a punto de darle una merecida colleja, pero no, realmente son amigos y le está preguntando si puede ver cuantos dedos está mostrando. ¿Cómo puede saberlo? Pues porque gracias al uso de una cámara, un espejo y un visor 3D, cuenta con una visión 360º, que le permite saber todo lo que está pasando a su alrededor.

Es un sistema de visión aumentada desarrollado por los investigadores franceses del INRIA. En el se coloca una cámara conectada a un espejo hiperbólico para conseguir una visión panorámica cilíndrica de 360º.

Luego esta visión se adapta al campo de visión normal humano y se muestra a partir de unas gafas de vídeo Sony HMZ-T2, consiguiendo una inmersión completa y cambiando la visión natural del usuario.

Aquellos que lo han probado aseguran que hay que acostumbrarse un poco al principio, ya que no sólo hay un mayor campo de visión, sino también porque la imagen sufre algunas deformaciones en el ajuste al campo de visión del ojo humano. Pero luego es fácil de usar y permite que no se le escape ningún detalle, sin que se produzcan problemas al volver a la visión natural.

Eso sí, todavía les queda bastante para que su prototipo sea más cómodo de usar, ya no sólo porque les hace falta conseguir que sea más pequeño y ligero, sino que también no haga que la gente alrededor quiera darte de palos. Al menos con la visión panorámica sabrás de donde te vienen. [Ubergizmo]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor