Intel gana la carrera de los 90 nanómetros con Prescott

Cloud

Preescott supone la primera gran revisión después del procesador Pentium
4.

Además de ser la primera gran revisión de sus procesadores en dos años,

los nuevos chips de Intel son los primeros productos de 90 nanómetros en

llegar al mercado. Uno de los mayores beneficios de las tecnologías de

producción encaminadas a reducir el tamaño de los chips es la

posibilidad de colocar más transistores en un chips más pequeño, e Intel

ha sido capaz de situar más del doble de transistores en sus nuevos

productos respecto al actual núcleo del Pentium 4.

Los

nuevos procesadores de la compañía llegan con velocidades de 3,4GHz,

3,2GHz, 3GHz, y 2,8GHz, con lo que superan a los actuales procesadores

Pentium 4. Si dos chips con diferentes núcleos están disponibles a la

misma velocidad de reloj, el chip Prescott será conocido como el 3.4E

GHz Pentium 4, mientras que un chip de la línea Northwood con 800MHz se

le denominará 3.4C GHz.

El tamaño más pequeño del chip

Prescott también permite que Intel aproveche mejor las obleas de silicio

lo que a su vez permite reducir costes de fabricación por chip.

La mayor parte de los vendedores de PCs planean tener sistemas con el nuevo

chip

Prescott está enfocado tanto para PCs de negocios como de

consumo, y cuenta con 13 nuevas instrucciones que ayudan a mejorar el

rendimiento de las aplicaciones multimedia como vídeos. Una de estas

instrucciones, por ejemplo, acelerará el rendimientos de los gráficos en

tres dimensiones (3D). En este sentido, Intel prevé que Prescott se

convierta en la pieza central de la casa digital y del PC como centro de

entretenimiento.

Otra de las ventajas de Prescott es que incluye

más caché de Nivel 2. Los procesadores utilizan el cache para almacenar

las instrucciones usadas frecuentemente de forma que no tengan que

acceder a estas instrucciones desde la memoria cada vez que necesiten

procesarlas. Prescott cuenta con un cache de 1MB, respecto a los 512Kb

de los otros procesadores Pentium.

Por otra parte, una de las

variaciones que normalmente conlleva una nueva tecnología de

procesamiento no aparece en prescott. Los cuatro nuevos chips consumirán

entre 90 y 115 vatios, más de lo que consume la gama alta de la línea

Northwood Pentium 4.

Normalmente una nueva tecnología de

procesamiento permite a los fabricantes de chips reducir la cantidad de

energía consumida por un chip. Recientemente IBM presentó una

documentación que mostraba que reducirá el consumo de energía de sus

chips PowerPC de 90 nanómetros a la mitad comparado con las viejas

versiones. Pero cualquier ahorro de energía en la nueva generación de

chips de Intel ha sido pasada por alto gracias a su cache extendido y

las nuevas instrucciones.

Como suele ser normal en el lanzamiento

de un nuevo producto, los analistas plantean sus dudas y temores sobre

el mismo. Respecto a Prescott, observadores de la industria y analistas

han planteado sus temores acerca de la disipación del calor, la

posibilidad de que los electrones pueden filtrarse fuera del chip debido

a su pequeño tamaño. También hay algunas especulaciones en el mercado

sobre el hecho de que Prescott contenga extensiones de 64bits que han

sido recortadas porque el software para este tipo de arquitectura

todavía no ha llegado al mercado. Pero lo cierto es que Intel utilizó

una estrategia similar cuando lanzó hyperthreading en el mundo de los

ordenadores de sobremesa.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor