Intel lanza su último intento para evitar la multa europea de 1.200 millones de dólares

JusticiaRegulación

La empresa estadounidense Intel busca una última oportunidad para tratar de evitar la multa de la Comisión Europea de 1.200 millones de dólares por monopolio.

En 2009, la Comisión Europea impuso una fuerte multa a Intel, al decidir que durante años la compañía había utilizado técnicas abusivas para dominar el mercado y reducir la competencia, ofreciendo acuerdos con rebajas especiales y condiciones que restringían las oportunidades de negocio de otras empresas como AMD.

Entre las técnicas que Intel habría utilizado según las autoridades europeas, estarían ofrecer importantes rebajas si los fabricantes aceptaban que al menos el 95% de los chips de sus ordenadores fueran Intel, acuerdos de exclusividad con MediaMarkt en los que se les pagó para que en ellos vendieran sólo PCs con Intel. Además de la multa de 1.200 millones de dólares, la Comisión Europea también ordenó a Intel que dejara de ofrecer rebajas ilegales para perjudicar a la competencia.

Intel ya intentó apelar la decisión hace un par de años, y los tribunales europeos desestimaron los alegatos de la empresa. Ahora la empresa realiza un nuevo y, probablemente, último intento para tratar de evitar la multa, en el que uno de los abogados de Intel, Daniel Beard, asegura que la Comisión Europea no analizó todas las circunstancias relevantes para dictaminar si las rebajas afectaban de forma injusta a sus rivales.

La situación no es muy favorable para Intel, y probablemente no se termine aceptando este nuevo recurso, lo que supondría que Intel no podría frenar el pago de la multa ni el tener que regular las rebajas a fabricantes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor