El dominio de Intel tiembla: Microsoft empleará chips de ARM para su nueva generación de servidores cloud

CloudServidores

La decisión de Microsoft supone un desafío para la hegemonía de Intel, que monopoliza el mercado de servidores.

El pasado mes de noviembre, Microsoft desvelaba su Project Olympus, un proyecto en colaboración con Open Compute Project para desarrollar la próxima generación de hardware open source y para cloud. Esta semana, uno de los encargados de la división de Azure revelaba nuevos datos sobre el proyecto. Uno, en concreto, podría resultar en un importante varapalo para Intel.

El general manager de Azure Hardware Infrastructure, Kushagra Vaid, ha desvelado que han estado “trabajando en un proyecto a largo plazo con Qualcomm, Cavium y otros para avanzar en servidores en la nube ARM64 compatibles con Project Olympus”. Jason Zander, vicepresidente de Azure, ha completado el anuncio explicando que Microsoft está probando los procesadores de ARM en tareas como búsqueda, almacenaje o big data, aunque aún no los ha sacado al mercado, recoge Bloomberg.

Intel controla más del 90% del mercado de procesadores para servidores, y con la alianza entre ARM y Microsoft, que es el segundo proveedor mundial de servicios cloud con Azure, esta posición de dominio podría verse seriamente amenazada. Hay también que considerar que el negocio de chips es el que más beneficios reporta a Intel. En 2016, las ventas de la firma por esta vía sumaban 17.200 millones de dólares.

Intel ha querido reafirmarse frente al anuncio de Microsoft. La compañía fabricante de procesadores ha expresado la confianza en su producto. “Operamos en un mercado altamente competitivo y tomamos a todos los competidores muy seriamente”, han dicho en un comunicado. “Confiamos en que los procesadores Xeon seguirán dando el mejor desempeño y el menor coste a nuestros clientes. Sin embargo, entendemos sus deseos de evaluar otras ofertas”.

Esta misma semana se ha conocido que SoftBank, propietaria de ARM, vendería el 25% de su participación en la empresa, cifrada en unos 8.000 millones de dólares, al fondo de inversiones que planea, el Vision Fund.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor