Intel presenta su nueva familia de procesadores Xeon E7

ComponentesEmpresasWorkspace

La nueva línea de procesadores Xeon E7 está formada por chips con entre seis y diez núcleos, está dividida en tres familias, E7-2800, E7-4800 y E7-8800.

Intel ha presentado su familia de procesadores Xeon E7, diseñada para soportar grandes cargas de trabajo de misión crítica, que incorporan importantes logros en torno al rendimiento y que tienen la capacidad de llevar a Intel a terreno tradicionalmente ocupado por sistemas basados en Risc y Unix.

Disponible actualmente, la línea Xeon E7 está formada por chips con entre seis y diez núcleos, está dividida en tres familias –la E7-2800, E7-4800 y E7-8800, y diseñada para servidores con dos, cuatro y ocho sockets. La línea Xeon E7 se conocía en clave como Westmere EX y es capaz de escalar a sistemas de 256 sockets.

Xeon E7 no está basada en la microarquitectura Sandy Bridge introducida a primeros de este año, sino en la arquitectura Westmere del año pasado. Los chips para servidor basados en Sandy Bridge no llegarán al mercado hasta finales de este año.

Según Intel los chips Xeon E7 se basan en su generación anterior de procesadores de servidores para establecer un nuevo estándar de carga de trabajo en centros de datos de misión crítica, incluida bases de datos, virtualización, análisis y business intelligence.

Por ello los nuevos chips cuentan con una memoria de 2TB, el doble que los Xeon 7500, la generación anterior que Xeon E7 sustituye, además de seguridad y características de fiabilidad que requieren las operaciones de misión crítica, como instrucciones AES-NI para acelerar el cifrado, la tecnología Trusted Execution Technology (TXT) y Double Device Correction (DDDC) para impedir errores de memoria.

En cuanto al rendimiento, Intel dice que Xeon E7 es un 40% más rápido que la serie Xeon 7500.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor