A Intel le fallan los mercados emergentes

CloudComponentesEmpresasWorkspace

El fabricante de chips estima que podría facturar 13.200 millones de dólares durante el tercer trimestre del año, en lugar de los más de 13.800 millones pronosticados anteriormente.

A Intel las cosas le han ido un poco peor de lo que había planeado este verano. La compañía de semiconductores ha revisado a la baja sus pronósticos para el Q3. Si previamente había vaticinado una facturación de entre 13.800 millones de dólares y 14.800 millones ahora no espera que sea superior a 13.200 millones. Las ventas también se precipitarían hasta los 1.600 millones de dólares.

Intel justifica la caída a causa de dos factores principales: las escasas ventas en el mercado empresarial de PC y la desaceleración de la demanda en los mercados emergentes.

Los márgenes brutos de la empresa estadounidense también han sido revisados y las quinielas se reducen del 63 al 62%.

La revisión a la baja de los pronósticos de Intel llegan después de la publicación de un informe de la consultora iSuppli IHS, en el cual se sugería un papel cada vez menor de los microprocesadores de PC, en un momento en el que los chips para smartphones y tablets (un negocio donde Intel no ha sabido meter cabeza) ganan peso.

La empresa de procesadores ofrecerá sus resultados completos el próximo 16 de octubre, según ha prometido en un comunicado para inversores.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor