La televisión de Intel podría retrasarse hasta mediados o finales de año

Empresas

El hardware de Intel se está demorando más de lo previsto por la dificultad de conseguir acuerdos de licencias con los proveedores de contenidos.

Parece que Intel no se dejará ver en el CES con su propia televisión conectada. Los esfuerzos de la compañía de semiconductores para crear su TV basada en Internet y el hardware asociado a la misma estarían tomando más tiempo de lo esperado, en gran medida, a causa de los retrasos experimentados en los acuerdos de contenido con empresas de medios.

La información llega de manos de The Wall Street Journal, mismo diario que en marzo del año pasado reveló los planes del fabricante de chips. Según publicaba el rotativo estadounidense en un principio, Intel esperaba lanzar el servicio a finales de 2012.

Una fuente familiarizada con los planes de la empresa de procesadores, asegura que la TV no llegará hasta mediados de 2013. Estas previsiones resultan algo optimistas en comparación con las de otra fuente, que apunta al Q4, mencionando los retrasos en los contratos de contenido.

Intel, que parece que sí mostrará nuevos chips para PC y dispositivos móviles en el salón de Las Vegas, tiene desde hace tiempo su punto de mira puesto en los set-top boxes y se ha asociado con empresas de tecnología que buscan explotar Internet para ofrecer a los consumidores mayores opciones de contenido.

En 2011 la empresa creó una unidad llamada Intel Media para centralizar esta nueva estrategia, poniendo a su cargo a un veterano de la televisión británica y Microsoft, Erik Huggers.

¿Tendrán los esfuerzos de Intel fruto en los próximos meses? ¿Comenzaremos a hablar de un un nuevo estándar en la industria de TV como ha ocurrido con su concepto de los ultrabooks?

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor