Internet sufre el mayor ciberataque de la historia

EmpresasRegulación

El ciberataque, que ha ralentizado la velocidad de la Red, es una represalia contra la organización antispam Spamhaus por parte del servidor Cyberbunker.

En los últimos días, la velocidad de Internet en todo el mundo se ha visto reducida. El origen de esta ralentización de los servicios de Internet está en un ciberataque que comenzó el 18 de marzo contra el sitio web de Spamhaus, una organización europea de lucha contra el spam. La negación masiva de servicio distribuido (DDoS) contra Spamhaus ha aumentado hasta el punto de que está afectando a sitios web en todo el mundo, incluyendo algunos tan populares como Netflix.

De acuerdo con The Verge, este es el mayor ataque de este tipo identificado públicamente. Spamhaus, que cuenta con sedes en Londres y Ginebra, ha declarado que la policía de cinco países diferentes está investigando el ciberataque.

Estos ataques son una represalia por la inclusión de la compañía de hosting holandesa Cyberbunker en la lista de Spamhaus que recopila sitios sospechosos de difundir spam. Spamhaus recomienda a los operadores de correo electrónico que bloqueen todo el tráfico de los sitios recogidos en la lista.

Cyberbunker reaccionó ante la decisión de Spamhaus negando que alojara dominios que realizan spam. El propietario de Cyberbunker, Sven Olaf Kamphuis, acusó a Spamhaus de “abusar de su influencia”. Spamhaus asegura que la compañía holandesa lleva una semana trabajando con parte de sus usuarios y con varios grupos organizados para atacar sus sistemas como represalia.

Los ataques para bloquear los sistemas de Spamhaus han llegado a enviar 300 GB de información por segundo contra los sistemas de la organización de lucha contra el spam, una cantidad nunca vista. Según los expertos, un ataque en el que se envían 50 GB por segundo se consideran muy gravves, lo que da idea de la magnitud del ciberataque.

La disminución en la velocidad de la conexión a Internet de usuarios de todo el mundo podría no ser la última consecuencia del ataque. Los efectos pueden aumentar en los próximos días y producirse problemas en servicios de correo electrónico, e incluso en sistemas bancarios.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor