Inves SmartTV 101: tu tele ya es inteligente [Review]

Empresas

La caja tonta deja de serlo. Ya que tienes el mando en tu poder, qué mejor que emplearlo para algo más que pasear entre canales de televisión. El zapping era el reducto de libertad del espectador pero ahora ha llegado a casa una auténtica revolución que permite ampliar las posibilidades de la pantalla cada vez más grande. Conexión a Internet, visualización de fotografías o vídeos personales, posibilidad de ejecutar juegos y aplicaciones Android… Todo esto y mucho más llega a nuestro hogar gracias a Inves y su SmartTV 101, una pequeña consola que cambiará por completo las posibilidades de uso de tu tele. Hemos podido probarla durante unas semanas y este es el análisis y las conclusiones que compartimos desde ITespresso con todos vosotros.

Inves es la división dedicada a la informática y la tecnología de El Corte Inglés y suele ofrecer productos de todo tipo (ordenadores de sobremesa y portátiles, tablets, libros electrónicos…) tanto para el ámbito profesional como el doméstico.

Apuestan ahora por una consola del tipo de las que comienzan a popularizarse para dotar a cualquier televisor de las funciones que la nueva hornada de televisores inteligentes están comenzando a llevar a nuestros hogares. Suelen ser dispositivos último modelo con precios elevados y no están las cosas como para cambiar de tele alegremente de manera que resulta una opción más que interesante adquirir una de estas consolas que además tienen precios contenidos inferiores a 200€. En el caso que nos ocupa hablamos de un precio de 159€.

El SmartTV 101 de Inves hace gala de las posibilidades inherentes a esta nueva hornada de consolas: conectividad y versatilidad. Y todo ello en un tamaño muy contenido: 19,3×14,5×2,9 centímetros.

Comenzamos por recordar que el corazón del sistema se fía a un procesador ARM Cortex A-9 a 800 mHz y al sistema operativo Android 2.3.3, el mismo que podemos encontrar en muchos dispositivos móviles (smartphones, tablets…) aunque dotado de una capa personalizada de intermediación con el usuario o interfaz que si bien por un lado facilita el manejo a los usuarios más neófitos en estos temas para los más avezados, que probablemente ya dispongan de un smartphone con una versión del SO de Google a la última hay que reconocer que tiene una apariencia algo desfasada.

Una pantalla inicial nos muestra de forma gráfica un televisor (porque también tenemos acceso a TDT), un marco que nos lleva al álbum de fotos, un disco duro para acceder a nuestros contenidos personales, una cámara y unos auriculares… como decimos, muy gráfico para usuarios novatos pero quizá demasiado anticuado para el público mayoritario de estos chismecicos electrónicos. Si obviamos ese aspecto el acceso a todos los contenidos y funciones es, por lo demás, excelente, sencillo y rápido.

Hablábamos antes de conectividad y es una de las bazas del SmartTV 101. Para comunicarnos con el televisor y que los contenidos en alta definición lleguen a la pantalla disponemos de un HDMI pero también tenemos salida de vídeo compuesto y para el audio hay salida digital tanto en cobre como en fibra óptica.

A la consola de Inves podemos alimentarle contenido mediante sus tres puertos USB 2.0 o a través de una ranura para tarjetas de memoria de tipo SD. Además podemos conectarla en red Ethernet o con la red inalámbrica doméstica puesto que incluye su propia antena direccionable para WiFi. En cuanto a almacenaje propio, tenemos 4 Gb disponibles para guardar nuestros propios contenidos, servir de buffer para cuando visionamos contenidos en streaming o para grabar programas de televisión gracias a su sintonizador TDT.

La configuración para que comience a funcionar se realiza en un par de minutos. Basta conectar el adaptador de corriente, el HDMI y tener nuestra red WiFi activa y a través del sencillo menú seleccionamos nuestra red, introducimos la contraseña y ¡voilà! Ya tenemos al SmartTV 101 conectado a nuestra red (con lo que podemos compartir archivos con nuestro ordenador) y acceder a Internet con todas las posibilidades que esto ofrece: navegación web, vídeos de YouTube, email online, redes sociales…

En este punto conviene detenerse en uno de los aspectos mejor resueltos: el mando a distancia. Sólido y con un tamaño muy apropiado, dispone de un teclado qwerty completo de tamaño reducido pero capaz para un uso habitual de teclear direcciones de páginas web o mensajes de correo y redes sociales no demasiado extensos. Quizá si pretendemos escribir una tesis doctoral se nos haga cuesta arriba pero no es tal la función que pretende cumplir.

Sobresale un muy acertado manejo del puntero que funciona un poco al estilo de los mandos de consolas como Wii. Basta con que movamos el mando a distancia en una dirección para que el puntero sobre la pantalla del televisor replique esos movimientos con total fidelidad. Esto redunda en una excelente navegabilidad por menús o páginas web pero además proporciona una gran libertad a la hora de jugar.

Porque esa es otra gran ventaja de que el SmartTV de Inves cuente con el SO Android. Aunque es cierto que la versión del mismo (2.3.3) no es la más actual, no es menos cierto que el incontable número de aplicaciones y juegos disponibles para el sistema operativo de Google supone en la práctica un interminable catálogo de posibilidades de ocio para grandes y pequeños. Y además muchos de estos juegos son gratis con lo que a cierto nivel se puede competir con la diversión que puede proporcionar una consola. Nunca será lo mismo que una PS3, una Xbox360 o la Wii pero recordemos la versatilidad del dispositivo que nos ocupa, su contenido precio y como hemos comentado, el amplísimo catálogo de juegos gratuitos.

Hemos dejado para el final la parte audiovisual por dos razones. Por un lado lo que se refiere a visionado de películas y fotografías propias (o bajadas de Internet, ejem, ejem) no tiene mayor misterio que una sencilla navegación por un sistema de menús de carpetas muy visual y nada complejo y en este aspecto no encontramos nada sorprendente sino una eficacia que no difiere demasiado de cualquier televisor o reproductor de DVD de los que incorporan desde hace años un puerto USB.

Con el SmartTV 101 tenemos, eso sí, la posibilidad de ampliar la entrada de datos por su ranura SD (ideal para ver fotos y vídeos que acabamos de hacer con nuestra cámara) y de los mencionados tres puertos USB. Estos pueden transportar los ingentes contenidos que muchos almacenan (almacenamos) en discos duros de muchos gigas que podemos dejar de forma fija conectados a esta consola de ocio doméstico, pero también acogen con igual agrado pequeños pendrives o memorias USB.

La segunda razón de dejar lo audiovisual para el final tiene que ver con las capacidades TDT. Si bien nos beneficiamos de un excelente sintonizador en alta definición que permite, gracias a la conexión HDMI, disfrutar de la televisión a la máxima calidad que ofrecen actualmente algunas cadenas, resulta absolutamente insufrible el sistema de ordenación de los canales que realiza el dispositivo de Inves.

La sintonización se efectúa con rapidez pero olvídate de tener TVE1 en el canal 1, La2 en el 2, Antena3 en el 3 y así sucesivamente como sucede en la inmensa mayoría de los hogares españoles.

En la práctica es tedioso y muy complicado reordenar los canales y personalizar la lista de los mismos y prácticamente hay que ir sintonizándolos uno a uno en el orden preferido, lo que hace que finalmente uno opte por abandonar la tarea y ceder el reto a otro titán, preferiblemente uno con más tiempo libre. Llega entonces ese momento de coger un papel y un lápiz y apuntar a mano el orden que el SmartTV 101 ha preferido para los canales y usarlo a modo de retro chuleta analógica.

Una pequeña sombra, junto con el mencionado aspecto algo anticuado de la pantalla de inicio, que no obsta para considerar muy positivamente el Inves SmartTV 101, que hemos podido probar durante unas semanas gracias a la amabilidad de El Corte Inglés, un dispositivo muy bien resuelto, que facilita la integración de diversas funciones que hasta ahora requerían ir acumulando cachivaches junto al televisor o incluso tener que hacer uso de otros adicionales, ahora todo cabe poco más o menos en la palma de la mano, permite el disfrute de diversos contenidos a través de la pantalla más grande que tenemos en casa, que suele ser la tele del salón, sin tener que movernos del sofá y por un precio, 159€, bastante razonable.

NOS HA GUSTADO

-Precio

-Tamaño

-Versatilidad (conexiones, puertos…)

-Mando a distancia (ergonomía, manejo)

 

NO NOS HA GUSTADO

-Diseño anticuado de la interfaz de uso

-Personalización de canales TDT

 

Como siempre con los productos de Inves, están disponibles en El Corte Inglés, y se puede adquirir desde su propia página web. ─[El Corte Inglés]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor