Invictus: vuelve el Commodore

Empresas

Los 80 no es que hayan vuelto, es que nunca se fueron.

Aquellos primeros ordenadores que manejábamos en nuestra infancia permanecían en el olvido, arrumbados en un baúl o resignados a ser carne de muestra de retro-tecnología. Nombres como MSX, Spectrum y Commodore suenan a tecnología punta tanto como si dijésemos casette de ocho pistas, transistores o cine mudo.

Pero cual Ave Fénix, renaciendo de sus cenizas y con todo el buen sabor de lo añejo, Commodore vuelve. ¿Deseas saber más?

Allá por los 80, mientras el Mundial de fútbol se jugaba en España y Eurovisión molaba, los más afortunados tenían en casa un ordenador enchufado a la tele. Vaya, como lo que ahora pretenden hacer Apple TV y Google TV. Entonces el ordenador estaba contenido en el propio teclado y el televisor hacía las veces de monitor.

En la actualidad, con salones donde se cuenta con televisores cada vez más grandes y con cada vez mayor resolución, susceptibles de usarse como enormes monitores de ordenador y cuando muchos usuarios los usan para visualizar contenidos desde el PC, uno de los peajes es que necesitas un teclado inalámbrico.

Asus, pionera en el nicho de los ahora extendidísimos netbooks, propuso hace unos meses y se encuentra a punto de lanzar un PC contenido en el propio teclado. Pero si hay alguien que de esto entiende es una firma clásica, Commodore, quien ha salido del olvido precisamente presentando un ordenador que recoge el principio inspirador de sus clásicos productos, algunos de los cuales (Amiga) siguen teniendo hoy día una legión de seguidores y usuarios.

Commodore ha mejorado incluso las especificaciones que avanzaba Asus y bajo la denominación Invictus nos presenta un ordenador dotado de un procesador Intel Atom 1.6 GhZ con hasta 4 Gb de RAM, disco duro de 250 Gb, tarjeta gráfica nVidia GeoForce 9400 y salida HDMI.

Los equipos vendrán con Windows7 instalado y en el hueco donde en un teclado habitual encontraríamos el teclado numérico existe una pantalla táctil resistiva (el Asus tiene una también, pero capacitiva).

Commodore no anuncia aún una fecha de lanzamiento y hay quien se teme que estemos ante un caso de “vaporware“, es decir, una promesa de lanzamiento de un producto que posteriormente no se llega a construir, convirtiéndose en humo (vapor, para los anglosajones). Esperemos que no haya aquí ni vapor ni humo ni mucho menos humo negro con mal carácter como en cierta isla. ─Antonio Rentero [Commodore]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor