iPad Mini

ComponentesMovilidadPortátilesWorkspace

El primer iPad de 7 pulgadas es inferior en tamaño, pero no en calidad.

El iPad Mini es un producto disruptivo se mire por donde se mire. Por varias cosas. Es el primer tablet de 7 pulgadas con la marca de la manzana (técnicamente son 7,8), ese tamaño maldito al que Steve Jobs dijo “nunca jamás”. Es el primer producto de gama más económica de la casa (y muchos dicen que le seguirá un iPhone 5S) en unos meses. Es también el primer tablet de Apple cuyo lanzamiento comparte protagonismo con otro otro producto de la misma familia, el iPad de cuarta generación. Por último, gracias al aumento de tamaño del iPhone 5 y el encogimiento que supone el iPad Mini, smartphones de Cupertino y tablets se encuentran más cerca que nunca en dimensiones.

Si eres de aquellos que pensaba que el iPad normal era demasiado grande y voluminoso, estarás encantado con el formato del nuevo dispositivo. Personalmente, soy de ese grupo. El iPad Mini tiene un tamaño perfecto para ser transportado discretamente en un bolsillo de tamaño generoso, en un bolso o incluso oculto en un cuaderno. Y también para que alguien que no levanta un palmo del suelo se apañe con el gadget sin resultarle demasiado grande. Este producto es ideal para la educación y el ocio de los más pequeños, por medidas y precio.

Pese a lo que la empresa de Cupertino nos hizo creer en su presentación, gracias a la generosidad de manos del señor Phil Schiller y afirma en su página web, usar este dispositivo solo con una mano es bastante complicado. Se puede sujetar con solo una mano, sí, pero de ahí a operar sus funciones va un mundo. No obstante, escribir con su teclado resulta casi igual de cómodo que con el de 10 pulgadas.

Pese a que solo tiene 2,3 pulgadas menos de pantalla el tamaño completo del iPad Mini supone casi la mitad del iPad normal. Apple ha sacrificado gran parte de los bordes laterales en el pequeño. Como los de Cupertini piensan en todo, y eran conscientes de que muchos usaban este espacio para apoyar los dedos entre tecleo de palabra y palabra o entre pase de página de un iBook, han ideado una tecnología para que el tablet solo reconozca los dedos que se desplazan de forma activa.

Lo mejor es que la empresa de Tim Cook también ha reducido el peso y la delgadez de manera significativa. Tenemos ante nosotros ante un tablet de solo 7 mm y 300 gramos.

Apple tenía que recortar características de su tablet bandera para ajustar el precio, pero la empresa de Cupertino lo ha hecho de forma muy inteligente para aprovechar los recursos del dispositivo al máximo. Básicamente el iPad Mini tiene todo lo que un iPad 2, pero en un tamaño mucho más compacto.

La primera diferencia con el iPad de cuarta generación (y el de tercera) se encuentra en la pantalla. El iPad Mini no cuenta con la resolución de la Pantalla Retina (2048 x 1536), pero sí de una HD de 1024 x 768 píxeles. Así, la densidad del iPad Mini sería de 164 ppi mientras la de su hermano mayor es de 264 ppi. La diferencia es perceptible a la vista, pero no resulta exagerada. Al tratarse de un tamaño inferior de pantalla el ojo tampoco acusa demasiado el cambio. Los gráficos en aplicaciones y juegos quizás no se visualicen tan bien como en el iPad normal, pero la calidad es más que aceptable.

El procesador también es similar al de la segunda generación del iPad 2: un más que aceptable chip A5 (también presente en la quinta generación de iPod Touch y Apple TV) que carga sin demora todo lo que le eches incluso mejor que con el segundo iPad, dado su tamaño más reducido y la menor necesidad de información.

El tamaño de este benjamín de la familia tablet de Apple lo hace ideal para disfrutar de películas en cualquier parte. Si uno necesita no llamar mucho la atención puede plantarse en las orejas esas pequeñas cajas de sonido con Dolby Surround llamados EarPad. También empiezan a venderse periféricos para los nuevos conectores Lightning que estarán presentes en los dispositvos móviles de ahora en adelante (desde la presentación del iPhone, de hecho), tras una década con los de 30 pines. Si se prescinde de ellos, no pasa nada. El sonido exterior no suena a lata de anchoas.

Personalmente considero que el iPad Mini es un dispositivo que produce dudas al principio, pero engancha a los pocos días de uso. ‘Steve Jobs wasn´t right’ y un tablet con medidas inferiores a las 10 pulgadas es tan capaz como uno de estas dimensiones para proporcionar una experiencia de ocio y de trabajo al usuario.

Al lector solo le queda decidir si prefiere el pequeñín de Apple a un Nexus 7 o Kindle Fire HD estas navidades. Son 129 euros más de precio de salida y el iPad Mini es el que menos densidad de pantalla tendría de los tres, pero a su favor cuenta con la fluidez de iOS y las más de 275.000 apps diseñadas en exclusiva para los tablets de Apple.

Puedes consultar aquí todas sus especificaciones técnicas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor