¿Es el iPhone 5 demasiado susceptible a los arañazos?

EmpresasMovilidadWorkspace

Muchos usuarios que ya han adquirido el smartphone de Apple se quejan de lo fácilmente que se raya su carcasa de aluminio anodizado.

Los últimos lanzamientos del iPhone siempre han acarreado consigo algún escándalo o problema. El iPhone 4, que estrenó una nueva antena integrada en el exterior, inició esta trayectoria ‘maldita’ por un fallo que hacía que el terminal perdiera la cobertura al sujetarlo en una determinada posición. Al fallo se le conoció como ‘antennagate’ por su repercusión, ya que obligó al propio Steve Jobs a realizar un acto para pedir disculpas e hizo que la empresa regalara fundas a los usuarios descontentos, para dar una solución rápida.

La poca autonomía de su batería y el sobrecalentamiento fueron las principales críticas al iPhone 4S. Y el iPhone 5 tampoco iba a ser menos que sus predecesores. La mala calidad y falta de concreción de Apple Maps está siendo la comidilla del sector en el ámbito del software, pero el hardware también se lleva lo suyo. Parece que su mayor punto flaco es la facilidad con la que se araña su carcasa, que en esta ocasión se estrena en aluminio anodizado.

Muchos early adopters que ya se han hecho con el smartphone alertan de lo sencillo que es rayarlo. En algunos casos los compradores ya han apreciado como los iPhone 5 vienen directamente dañados cuando los sacan del envase. Además, también advierten de que es muy complicado evitar que no le salga algún corte o raspadura. Parece que el modelo en blanco sería menos susceptible a los arañazos, o al menos se ven menos por el menor contraste.

No se trata de quejas de dos o tres usuarios. La página de soporte de Apple se ha inundado con comentarios sobre el problema. En MacRumors también se ha abierto un hilo de más de 100 páginas con compradores descontentos. Una encuesta realizada por la misma web y en la que han participado miles de personas indica que casi el 45% de los usuarios del iPhone 5 han sufrido el problema, con un 10% que indica que se encontraron el teléfono arañado al hacer el correspondiente unpacking.

Dado el incidente muchos usuarios han procedido a sustituir los terminales por otros en las Apple Stores. Algunos empleados han señalado como justificación que se trataría de “un problema generalizado”.

Por el momento Apple no se ha pronunciado sobre este asunto.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor