El iPhone 5S no será muy diferente al iPhone 5

Movilidad

El próximo teléfono de Apple no tendrá muchas diferencias en relación al modelo actual, según apuntan fuentes familiarizadas a la situación.

Tras la tímida actualización del iPhone 4S al iPhone 5, con el aumento de pantalla como principal cambio, muchos esperan que Apple realice grandes modificaciones en la próxima generación de su smartphone para no descolgarse de las innovaciones de rivales como Samsung.

Sin embargo, las variaciones de la siguiente iteración del teléfono de la manzana podrían ser mínimas. Fuentes familiarizadas con la situación han revelado a The Wall Street Journal que el iPhone que verá la luz en el tercer trimestre del año no tendrá muchas diferencias con el iPhone 5. Simplemente se podrían sumar dos nuevos colores (verde y oro) a los ya característicos blanco y negro. Los grandes cambios no llegarían hasta 2014.

La mayor novedad en la séptima generación del iPhone serían el software y los servicios. Se espera que en la conferencia de desarrolladores WWDC 2013 la firma de Cupertino dé a conocer iOS 7, un sistema operativo que abandonaría su tradicional diseño ‘skeumórfico’, siendo más minimalista y con más espacios en blanco.

También es posible que Apple incorpore su nuevo servicio de radio por Internet en el evento. Para el lanzamiento de iRadio, la empresa de Tim Cook ya cuenta con el beneplácito de los tres sellos discográficos principales.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor