iPhone de Apple: implicaciones en el mercado del vídeo para móviles

EmpresasMovilidadWorkspace

André Pagnac, CEO de Actimagine, analiza las posibilidades de desarrollo del popular teléfono y el por qué de su espectacular impacto en el mercado mundial.

El iPhone de Apple es uno de los productos de alta tecnología más esperados de la década que, además de en Estados Unidos, se ha lanzado ya en Alemania, Reino Unido, Francia y, pronto, en España.

Una de sus más innovadoras aportaciones es su pantalla táctil. Desde mi punto de vista, ésta es una gran aportación en un futuro donde los productos de consumo, desde teléfonos móviles hasta lavadoras, usarán modelos parecidos en lo que se refiere a sus interface de usuario.

Las fotocopiadoras son un buen ejemplo de la evolución de todo tipo de aparatos. Hace 15 años, todas incluían un completo panel con botones. Ahora, la mayoría sólo tienen una simple pantalla táctil.

El modelo de pantalla táctil tiene el potencial de llevar el mercado de los dispositivos multimedia hacia otro nivel completamente diferente. Ha reducido los elementos electrónicos como ningún otro producto y, como resultado, el conjunto de problemas operativos. Además, simplifica el lenguaje de la interface de usuario al eliminar la complejidad subyacente en la mayoría de los productos de hardware.

Este producto pionero no sólo demuestra que Apple es ahora un serio competidor en el mercado de consumo de productos electrónicos, también indica que la compañía ha encontrado su sitio en cuanto a diseño, tecnología y, sobre todo, en cuanto a facilitar la experiencia de usuario.

Desde Actimagine, vemos el esfuerzo innovador de Apple como una inspiración. Uno de nuestros últimos objetivos es reproducir en el amplio sector de los smartphones esta misma clase de experiencia de usuario que Apple ha generado con el iPhone.

Mercado en crecimiento

La posibilidad ofrecida a los consumidores para tener en sus manos un amplio rango de opciones de entretenimiento e información y ser capaces de acceder a todo esto a través de una pantalla táctil revolucionaria y de gran usabilidad ha supuesto, sin ninguna duda, el mayor éxito comercial desde hacía tiempo. En el futuro, sin embargo, es improbable que el iPhone no encuentre competidores.

Quizás el efecto más significativo de este lanzamiento será el empujón que imprimirá a todo el mercado del vídeo en movilidad. Recientes encuestas indican que hasta finales de 2008 se venderán 10 millones de iPhones; según los analistas ABI Research, el mercado de smartphones crecerá desde los 218 millones de unidades en 2007 a los 426 millones en 2012.

Estos ejemplos apuntan a un apetito creciente entre los usuarios de estos productos de alta tecnología, y esto se puede transladar a un significativo mercado de oportunidades para los fabricantes de smarphones.

La clave para conseguir efectividad estará en proporcionar una experiencia de usuario perfecta, ofreciendo alta calidad de vídeo sobre móvil, vídeo a la carta y permitiendocanales de televisión gratuitos y contenidos generados por los usuarios desde páginas web como YouTube para tener acceso a través de Internet.

En todo caso, para que los fabricantes de smartphones capitalicen enteramente las oportunidades será crucial estudiar el innovador diseño del iPhone y su interface de usuario e incorporar algunos de sus elementos claves para mejorar la totalidad de la experiencia de usuario.

Y, para alcanzar dicha experiencia mejorada, los fabricantes deberán cerrar acuerdos con proveedores asociados de software, como Actimagine con su tecnología de compresión de vídeo Mobiclip, que aportará la funcionalidad necesaria para ayudar a crear productos capaces de competir con el iPhone.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor