“IPv4 e IPv6 convivirán durante los próximos diez años”

CloudEmpresasMovilidad
0 0

Miguel Mínguez, consultor de SATEC, explica las repercusiones que puede tener el salto al nuevo protocolo en usuarios y empresas.

La fecha límite para entregar las últimas direcciones IPv4 expiraba ayer. El organismo que regula estas “matrículas” de Internet, ICANN, repartía sus últimos bloques y multitud de empresas y organizaciones ya han comenzado a plantearse su migración al nuevo IPv6. Muchas dudas están surgiendo con respecto al estándar y a su compatibilidad con su antecesor. Para responderlas, recurrimos a Miguel Martínez, experto de SATEC, una firma especializada en consultoría e integración de sistemas de comunicaciones de datos, voz, vídeo e Internet.

– ¿Qué problemas puede suponer la “convivencia” entre ambos tipos de direcciones, IPv4 e IPv6?

– Pensar en un escenario híbrido con sistemas tanto IPv6 como IPv4, lleva necesariamente a pensar en los sistemas que deberán hacer las traducciones entre ambos protocolos. A pesar de lo que pueda parecer IPv4 no es compatible con IPv6 y por tanto, dos sistemas con protocolos diferentes no pueden establecer una comunicación efectiva sin un sistema traductor intermedio.

Desde la perspectiva de SATEC, en el nivel de madurez de estos sistemas traductores reside una parte muy importante de los problemas que se pueden predecir actualmente en un futuro escenario de convivencia. Además hay otros factores a tener en cuenta, como la necesidad de familiarizar a toda una comunidad internacional de personal técnico y de servicios con un protocolo que, si bien su nivel de madurez es alta, realmente no ha sido todavía probado en escenarios de verdadera exigencia, y además manteniendo estructuras que ya no podrán ser tan homogéneas como las que se habían construido hasta ahora entorno a IPv4.

–    ¿Cuánto tiempo llevará que todas las empresas migren al nuevo protocolo?

Realmente, es difícil de decir cuánto durará este proceso. De hecho actualmente, pensar en una total desaparición de IPv4 y su completa sustitución por IPv6 es un poco utópico. Evidentemente las empresas (sobre todo hablando precisamente de escenarios corporativos) migrarán a medida que les lleve la necesidad de hacerlo (no antes porque toda esta migración supone fundamentalmente un gasto) y las necesidades vendrán forzadas desde diversos agentes, a destacar:
·    Los operadores de comunicaciones que comiencen a ofrecer conectividad a Internet solamente a través de IPv6 debido al agotamiento de las direcciones IPv4.
·    Los fabricantes a medida que vayan discontinuando equipos y aplicaciones basadas en IPv4 para sustituirlos por equipos sus equivalentes en IPv6.
·    Las relaciones con las administraciones públicas, tanto nacionales como internacionales, que fuercen la utilización de IPv6 como política general.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que el escenario corporativo (de empresa) es el más complicado de gestionar debido a la gran variabilidad de tecnologías que existen. Hay sistemas que actualmente están ofreciendo toda su funcionalidad y que resultan críticos para el funcionamiento de empresas que no soportan IPv6 (algunas incluso que no lo llegarán a soportar, pensando por ejemplo, en entornos industriales). Todos estos sistemas actualmente es más probable que extiendan su funcionalidad durante muchos años hasta el fin de su vida útil, a que se migren a IPv6.

Con todo esto, en un escenario corporativo, desde SATEC consideramos que es razonable pensar actualmente que durante un largo periodo (largo para un entorno de tecnologías de TI por supuesto… 10 años en este entornos es considerable como largo), se vivirá en un escenario híbrido IPv6/IPv4 con “islas” IPv4.

– ¿La adopción de IPv6 puede suponer problemas de rendimiento con los operadores?

– En relación con el propio protocolo IPv6 no son previsibles problemas como tal por cuestiones del protocolo, por su diseño o por su aplicación. Es cierto que actualmente los sistemas que constituyen las redes de los operadores y que soportan, tanto IPv4 como IPv6, presentan mejores cifras de rendimiento para IPv4 que para IPv6, pero eso es una simple cuestión de que actualmente así se requiere; a medida que IPv6 sea predominante en Internet, los fabricantes irán ajustando sus sistemas para incrementar las capacidades entorno a IPv6, en detrimento de las de IPv4.

Sin embargo, y en relación con nuestra respuesta a la primera pregunta, en un escenario de comunicaciones entre IPv4 e IPv6 los dispositivos traductores constituirán un punto crucial en el rendimiento de las comunicaciones. Estos dispositivos traductores, a falta actualmente de otro modelo, serán un coste que tendrá que asumir el operador, y asumiendo que el retorno de la inversión es más que dudoso (a ningún usuario final se le puede justificar una subida del precio del acceso a Internet porque ahora va sobre IPv6), es razonable pensar que las operadoras tratarán de ajustar mucho su nivel de inversión en estos sistemas. Este es un punto de vista que desde SATEC hemos contrastado con varias de ellas. De aquí pueden surgir problemas de rendimiento en ciertas comunicaciones que finalmente causen la sensación de que “las cosas van peor con IPv6 que con IPv4”.

– ¿Cómo han influido el auge de los smartphones y tablets en el agotamiento de las direcciones iPv4? ¿Está preparado el IPv6 para hacer frente a la explosión de estos dispositivos y la conectividad móvil que se prevé para los próximos años?

Según datos publicados en los últimos estudios, a finales del año pasado (2010) había un total de casi 1.500 millones de Smartphones en uso en todo el mundo, y un total de casi 14.000.000 de usuarios de Internet que sólo utilizan dispositivos móviles (Se prevé que en 5 años haya unos 788 millones de usuarios de Internet móvil, fundamentalmente en Asia). Evidentemente estas son cifras que hablan por sí solas si consideramos que con IPv4 la capacidad total es de 4.300 millones de dispositivos. Los dispositivos móviles han precipitado el agotamiento de las direcciones IPv4. Si está preparado IPv6, creo que la respuesta a la siguiente pregunta te aclarará más nuestra opinión… actualmente sí. Con respecto a cómo han influido los equipos móviles, pues creo que la opinión es también bastante unánime.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor