James Cameron quiere doblar el estándar de fps del cine

Empresas

Pues sí, el cine lleva casi 80 años proyectándose a 24 fotogramas por segundo y según James Cameron ya es hora de que esto cambie. La razón es que aunque los 24 fps son suficientes para escenas normales y a no ser que haya mucha acción o movimiento no se produce un efecto estroboscópico que empeore la imagen.

Pero el caso es que en Cinemacon, Cameron ha demostrado las ventajas de adoptar los 48 o incluso 60fps en las salas de cine.

Imágenes más nítidas, mejor movimiento, mayor claridad y realismo, doblar los fps puede suponer un salto cualitativo en la imagen de las películas y lo mejor es que adoptar este nuevo sistema no sería muy complicado.

Gracias a los proyectores digitales y los equipos de filmación actuales se podría grabar y proyectar perfectamente a 48 o 60 fps, siendo lo único que tendría que cambiar el software y el formato final de producción.

Además las escenas CGI no tendrían que producirse enteras a esta tasa sino que como si un mp3 de bitrate variable se tratara, se adaptarían los fps al tipo de escena por lo que no supondría un gran coste.

En sus pruebas con público, el paso de 24 a 48fps supuso una gran diferencia para los espectadores, mientras que de 48 a 60 apenas se notó por lo que los 48fps podrían convertirse en el nuevo estándar.

De momento Avatar 2 será grabada con 48 o 60fps y aunque Peter Jackson también iba a hacerlo con el Hobbit, finalmente no será así.

De momento parece absurdo que no se produzca el cambio cuando hasta la tele presenta a veces programas a 60fps y muchísimas cámaras compactas también lo permiten, pero posiblemente y al igual que con las 3D, tendremos que esperar a jugadores de baloncesto azules fans de Pocahontas para que la industria se lo tome en serio.— Dani Burón [Slashfilm]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor