Japón dicta penas de cárcel para la piratería

Empresas

Los internautas de Japón que decidan descargar archivos protegidos con derechos de autor podrían ir a la cárcel o enfrentarse a multas de millones de yenes.

Japón ha declarado la guerra a la piratería, una actividad que se calificó de ilegal en 2010 pero que hasta ahora no ser ha penalizado. Sin embargo, la industria de la música del país se ha puesto firme y quiere que los usuarios dejen de piratear contenido protegido con derechos de autor.

Los últimos datos muestran que Japón es el segundo mayor mercado discográfico después de Estados Unidos. Desde 2010 la subida ilegal vídeos y música con copyright a Internet está penada con un máximos de diez años prisión y multas de hasta diez millones de yenes, o unos 100.000 euros. Hasta ahora no se habían reclamado las penas, pero ahora va a cambiar.

La industria discográfica de Japón ha sido la que ha promovido este movimiento tras asegurar que la descarga ilegal de contenido supera a la legal por diez a uno. Los datos son de un estudio de 2010 en el que se sugería que los japoneses realizaron un total de 4.360 millones de descargas ilegales, frente a las 440 millones de archivos de música y vídeo comprados legalmente, recoge BBC News.

Poco después de hacerse estos anuncios y de que el presidente de Sony Music Entertainment Japan, Naoki Kitagawa, asegurara que “esta revisión reducirá las actividades de violaciones de derechos de autor”, la página web del Ministerio de Finanzas estaba fuera de uso, mientras que las webs del Tribunal Supremo, de los partidos políticos DPJ y LDP, de la Sociedad Japonesa de Derechos de Autor, Compositores y Editores estuvieron caidos brevemente después de una serie de ciberataques.

Las medidas tomadas en Japón no son aisladas. En todo el mundo se estudia cómo detener la piratería. Hace unos cuantos meses Estados Unidos fue capaz de desmantelar Megaupload, en Ucrania se ha cerrado Demonoid, un site que distribuía archivos BitTorrent; en Reino Unido se ha enviado a la cárcel al propietario del proveedor de enlaces de vídeo Surfthechannel y varios países han restringido al acceso al servicio de torrentes de The Pirate Bay.

En Francia se puso en marcha un programa de tres avisos que permite poner una multa a un ciudadano si ignora tres advertencias para que deje de descargar contenido.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor