Japón y China unidos por un cable-traductor de fibra óptica

CloudServidores

Una red de fibra óptica con un sistema de traducción en tiempo real
unirá China y Japón.

Esta red permitirá a las firmas niponas explorar las bases de datos

chinas en su propia lengua, según ha anunciado una fuente gubernamental.

China se está convirtiendo en un gran mercado para las compañías japonesas y

se espera que este proyecto ayude a estas compañías a planear su avance

hacia China obteniendo información corporativa detallada.

La red también permitirá a los investigadores de ambos países hablar o debatir

online sin barreras lingüísticas, según ha comentado la ministra de

Telecomunicaciones de Japón.

La red se está construyendo

utilizando cables de fibra óptica con láser y servidores que están

equipados con sistemas de traducción entre las lenguas china y japonesa.

Se trata de la primera infraestructura de este tipo y con estas

características que une dos países.

Ambos territorios

comenzarán a experimentar sobre la red el próximo diciembre y

participarán varias universidades japonesas y la Academia de las

Ciencias china. Los experimentos continuarán hasta marzo de 2005.

Este es uno de los proyectos de tecnología de la información avanzada del

gobierno japonés, que cuenta con un presupuesto de más de 14,14 millones

de dólares anuales.

Japón espera extender la red a otros

países asiáticos e incluir sus lenguas en el futuro.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor