Jetlev-Flyer: las mochilas están por las nubes

EmpresasInnovación
0 0

Ya estamos en el futuro de nuestros abuelos y todavía no tenemos las ciudades con el cielo lleno de aeropistas.

Los transportes personales voladores siguen pareciéndonos espectaculares y nos da una envidia tremenda cuando alguien se pega unas pasaditas en su jetpack, pero por H o por B la cuestión es que todavía no hay mochilas voladoras utilitarias. ¿Tendrá algo que ver el precio? porque esta de la foto cuesta unos 200.000 €. Y aún hay más.

Fritz Lang nos hizo soñar con una “Metrópolis” de calles surcadas por aeroplanos, que luego Luc Besson evolucionaría en “El quinto elemento” en forma de vehícuos amarillos pilotados por taxistas que terminaban salvando el universo. Pero seguimos muy lejos de que esas imágenes cinematográficas se conviertan en realidad.

En cambio estos días, y como parte de las exhibiciones del London Boat Show, los londinenses han podido ver como el Támesis era surcado por un señor con una mochila con serios problemas de meteorismo o aerofagia. El invento recibe el nombre de Jetlev-flyer y utilizaba una curiosa forma de propulsión a base de agua. De la mochila cuelga una manguera que toma el agua del río y un motor la propulsa hacia abajo con la fuerza suficiente como para levantar al ocupante de tan curioso método de transporte aerohidráulico.

Claro, que gracias a esa propulsión a chorro podía cruzar las aguas sin necesidad de saber nadar. No desarrollaba demasiada velocidad, apenas 35 km/h, tampoco es que subiera muy alto, unos 30 metros sobre el nivel del río, pero el resultado era así de espectacular. ─Antonio Rentero [The Daily Mail]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor