John Chambers se suma al consejo de una startup de drones

EmpresasFinanciaciónGestión empresarialNombramientosStartups

El ex CEO de Cisco ha participado en una ronda de financiación de 30 millones de dólares en Airware. Ahora les ayudará en las relaciones con los clientes y las ventas.

Las startups de drones vuelan cada vez más alto. Airware, una empresa con sede en San Francisco que ha desarrollado un sistema operativo para aviones no tripulados, ha cerrado una ronda de financiación de 30 millones de dólares.

La operación ha sido liderada por Next Capital Mundial y en la misma también han participado anteriores inversores, como Kleiner Perkins Caufield & Byers, Andreessen Horowitz, y el ex presidente ejecutivo y ex CEO de Cisco, John Chambers.

Éste último pasará a ocupar un sillón en el consejo de Administración de la compañía. Su entrada le permitirá a la empresa iniciar contacto con más clientes potenciales. El ejecutivo, quien cuenta con licencia para pilotar helicópteros, ayudará en las relaciones con los clientes, en la contratación de más empleados y en la construcción de un buen equipo de ventas. Chambers no se había sentado en otro consejo además del de Cisco desde que fuera director de Wal-Mart en 2006.

La startup decicará gran parte de los fondos de la ronda a mejorar su soporte de ventas y de tención al cliente. La firma de drones también está barajando su internacionalización hacia Europa.

Volando entre empresas

Airware, llamada originalmente Unmanned Innovation, cuenta con cinco años de vida y hasta la fecha habría levantado 70 millones de dólares de fondos. Aunque su valoración no se ha hecho pública, la firma VC Experts estima que podría rondar los 190 millones de dólares tras esta ronda de financiación.

A diferencia de otras empresas emergentes de drones, Airware está enfocada a las aplicaciones empresariales, no al segmento de consumo, desarrollando soluciones a medida para segmentos como la topografía o la agricultura.

“Hemos estado trabajando durante los últimos cuatro o cinco años en la construcción de la tecnología fuera de los casos de uso comercial. Otras empresas en este espacio pueden haber considerado el B2C como un paso para desarrollar su tecnología, pero he sido bastante escéptico con ese enfoque”, cuenta a Forbes el CEO de la compañía, Jonathan Downey.

Un sector en alza

De acuerdo a los datos de CB Insights durante el pasado ejercicio las startups de drones cerraron 74 deals en 2015 y levantaron 450 millones de dólares en capital riesgo, lo que supone un incremento del 300% respecto 2014.

Según un informe publicado hace unos días por la Federal  Aviation Administration, se espera que hasta 2020 se vendan 7 millones de drones al año solo en EE.UU. De esos 4,3 millones serán para el sector de consumo, mientras 2,7 millones irán a parar al ámbito de los negocios.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor