José Pérez García: director de Asimelec

Empresas

Entrevista con El responsable de la asociación multisectorial de empresas de electrónica y comunicaciones analiza el impacto en la industria del canon sobre copia impuesto a los sistemas de reprografía.

Asimelec (Asociación Multisectorial de Empresas Españolas de Electrónica y Comunicaciones) asegura que el 93% de las copias realizadas con los mismos no son de tipo privado y por lo tanto no deberían estar gravadas. La Ley de Propiedad Intelectual (LPI) especifica en su disposición adicional que los escáneres están gravados con 9 euros y los equipos multifunción (menos de 29 copias por minuto) con 15 euros. Esta cantidad supone un porcentaje de entre el 13 y el 15 por ciento sobre el precio medio de los equipos. La cantidad aumenta cuando hablamos de las copiadoras puras y duras, puesto que se fija en función del número de reproducciones que realizan. El canon máximo es de 200,13 euros para aquellos dispositivos que realizan 50 o más copias por minuto, y el mínimo, de 15 euros para las que copian hasta 9 páginas por minuto. Esta disposición estará en vigor hasta que el Ministerio de Industria y el de Cultura emitan la orden en la que se fijarán las cuantías de la tasa, cuya publicación, además, podría retrasarse, según una información del diario El Mundo, hasta después de las elecciones municipales y autonómicas de mayo.

Para entender todo el embrollo, primero hay que aclarar qué es la copia privada, que el artículo 25.1 de la LPI define como ?la reproducción realizada exclusivamente para uso privado, mediante aparatos o instrumentos técnicos no tipográficos, de obras divulgadas en forma de libros o publicaciones? y por la que hay que pagar una indemnización al autor: el conocido canon. A tenor de esta definición, Sigma Dos ha realizado un estudio para Asimelec, que la asociación está revelando por etapas, en el que analiza el uso que los hogares realizan de equipos multifunción y copiadoras. Además, el informe añade que el 38% de los hogares españoles poseen un equipo multifunción, mientras que en cuanto a la tipología de documentos que se escanean, copian e imprimen, la investigación señala que el 42% son documentos personales; el 39,5%, material gráfico no incluido en los libros; y el 29% se trata de información de Internet. Sin embargo, sólo un 16% de los encuestados menciona que copia, imprime o escanea gráficos, dibujos o fotos contenidos en un libro; mientras, las novelas sólo aparecen en un 2,5% de las respuestas. La conclusión que Asimelec extrae de estos datos es que las exigencias de las entidades de gestión de derechos de autor son desproporcionadas, incluso tal y como están recogidas en la Ley.

José Pérez García, director de la institución, nos comenta sus impresiones al respecto en el vídeo de abajo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor