Las ‘apps’ móviles le ganan la partida a los juegos para consolas y ordenadores

AppsMovilidadSmartphonesSO MóvilesTabletas

Un estudio de IDC y App Annie revela, entre otras cosas, el tirón de los títulos de jugador contra jugador en vivo o los multijugador cooperativos, así como el papel protagónico de la región Asia-Pacífico.

¿Cómo les gusta consumir juegos a los usuarios de todo el mundo? Parece que, directamente, en smartphones y tabletas. Al menos ahí es donde más dinero se gasta.

Así se desprende del estudio Gaming Spotlight, 2017 Review de IDC y App Annie que analiza lo ocurrido en el mercado del gaming el año pasado.

Y lo que sucedió es que el gasto en juegos móviles superó a la combinación de juegos para PC y Mac, para consolas domésticas y para consolas portátiles en más de un tercio. Los juegos móviles estarían creciendo más rápido en cuanto a gasto directo de los consumidores.

“La ventaja de los juegos móviles se amplió globalmente en 2017”, comenta al respecto Danielle Levitas, vicepresidenta sénior de investigación en App Annie, que especifica que “el gasto en juegos móviles fue de 2,3 veces mayor que el de los juegos de PC y 3,6 veces más que el de las consolas de juegos el año pasado”.

“Con miles de millones de dispositivos móviles en el mundo”, indica Levistas, “las apps son la plataforma de juegos de mercado masivo para jugadores casuales y serios, permitiéndoles jugar cuando y donde quieren”.

Cabe señalar que prácticamente el 80 % del gasto de los consumidores en iOS y Google Play procede de los juegos. Y dichos juegos suponen un 35 % de las descargas.

Y hay otras tendencias que destacan. “Los juegos multijugador en vivo en smartphones y tabletas dieron un gran paso adelante en 2017″, desvela Lewis Ward, director de investigación sobre gaming y RA/RV en IDC. Despuntan los títulos de jugador contra jugador y los cooperativos.

Además, Asia-Pacífico es la región que más incidencia tiene. Si bien todas las regiones incrementaron su gasto en juegos móviles a lo largo de 2017, lo cierto es que más del 60 % de ese gasto corresponde a Asia-Pacífico.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor