JuiceBuddy, el cargador de iPhone sin cables tamaño extra pequeño

Empresas

Lo quería tan pequeño, tan pequeñito y diminuto, tan ”requetesuperenano” y portátil… que al final lo perdió y nunca más supo encontrarlo. Si es que con esta tendencia de hacer la cosas cada vez más pequeñas y ligereas acabaremos al final con lo necesario en los bolsillos y entonces bolsos, bolsas y mochilas morirán olvidadas en casa, casas también a su vez con más espacio liberado ¡Ay no, me equivoco, que estas también las hacen cada día más angostas! Pues este cargador para tu iPhone, que prescinde de cables (esos que se van pelando y cogiendo malas formas) es de tamaño minúsculo y podrás llevarlo contigo cual llavero sin apenas notarlo.

El JuiceBuddy es fruto de un largo trabajo de investigación para poder miniaturizar al máximo todos los componentes de un cargador (dejando a parte su calidad, tema que ya discutimos aquí), y resulta una buena opción para aquellos más despistados que siempre lo pierden o no saben en que cajón lo han metido. El JuiceBuddy es fácil de llevar siempre encima y podemos aprovechar su arandela para colgarlo junto con las llaves, en el cierre de una mochila, una cartera, etc.

Pensando para acoplarse a una toma de corriente de la pared, se le despliegan los “dientes” para enchufarlo, y retirando el capuchón superior podremos acoplar encima nuestro iPhone sediento de energía encima. Fácil, lógico y sin más complicaciones ni marañas de cables.

Disponible en cuatro colores (rojo, blanco, negro o plata) es perfecto como complemento de viaje, y además retirando la anilla de su lado inferior encontraremos una toma USB 2.0 para poder recargar ahí cualquier otro tipo de dispositivo. El precio de esta pequeña joya que recargará de energía nuestro iPhone es de $25, y según sus distribuidores funciona con cualquier versión de iPhone o iPod Touch del mercado. ─ [PacificProductions]

Autor: Doleo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor