Travis Kalanick, demandado por uno de los principales accionistas de Uber

JusticiaRegulación
Uber

Benchmark Capital, los mismos que lideraron el movimiento para forzar la salida de Kalanick, buscan ahora apartarle de la junta directiva.

Nuevo episodio de la lucha por el poder en Uber que mantienen Travis Kalanick y Benchmark Capital. La firma de capital riesgo era la que en junio lideraba la revuelta de accionistas que acababa con la salida forzada del fundador y, hasta entonces, CEO de Uber. Pero Kalanick conseguía mantenerse en la junta directiva, desde donde al parecer está maniobrando para mantener su poder.

Ahora, Benchmark Capital ha tomado medidas extremas demandando a Travis Kalanick por fraude, incumplimiento del deber fiduciario y de obligaciones contractuales. El escrito se ha presentado ante un tribunal de Delaware este mismo jueves, recoge Axios.

La firma de capital riesgo, una de las primeras inversionistas de Uber, busca anular una decisión de la junta de junio de 2016, por la cual se expandía el comité directivo de Uber de 8 a 11 miembros, dando a Kalanick el derecho a nombrar a los ocupantes de esos asientos.

Tras su salida forzada de la dirección ejecutiva de Uber, y por tanto perder su posición como CEO en la junta, Travis Kalanick se colocaba a sí mismo en uno de estos tres puestos, manteniendo los otros dos vacantes. Así, se ha hecho con un puesto privilegiado tanto para participar en la elección del próximo CEO como para establecer alianzas para mantener el control sobre la compañía de ridesharing.

Invalidando esta decisión, esos tres puestos extra desaparecerían y, por tanto, Kalanick saldría de la junta directiva. En la demanda, Benchmark explica que no habrían dado al exCEO esos tres asientos si hubieran sabido entonces de su “mala administración y otras malas conductas en Uber”.

Kalanick es propietario actualmente de un 10% de las acciones de Uber, mientras que Benchmark tiene un 13%.

Un portavoz de Travis Kalanick ha definido la demanda como “plagada de mentiras y falsas acusaciones”, indicando que “Benchmark actúa en su propio interés contrario a los intereses de Uber, sus empleados y sus otros accionistas”. Desde Benchmark no se han hecho más comentarios.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor