KDDI invierte en cuatro startups americanas

Empresas

La teleco japonesa confía 8 millones de dólares a Edmodo, Issuu, Pogoseat y VentureBeat.

Cada vez son más las empresas asiáticas que ejercen como inversores de capital riesgo de compañías estadounidenses que empiezan a despuntar.

La operadora japonesa KDDI ha anunciado hoy que su Open Innovations Fund, operado por Global Brain, ha invertido 8 millones de dólares repartidos en cuatro startups del país norteamericano. En concreto, son la firma de educación Edmodo,  la plataforma de publicación Issuu, la startup para venta de asientos en eventos Pogoseat y la web de información tecnológica VentureBeat.

El Open Innovations Fund es un fondo de 50 millones de dólares establecido por la nipona en 2012 y centrado en áreas como el ecommerce, los medios y las firmas emergentes de juegos, de acorde a TechInAsia. Se desconoce si el dinero de estas cuatro inversiones agotaría su capital total.

KDDI ha comunicado el lanzamiento de un nuevo fondo basado en la innovación con la misma cuantía que el anterior, por valor de 50 millones de dólares. Esta vez, la teleco del país del Sol Naciente busca empresas que sean capaz de construir un puente el entre el mundo digital y real, con especial interés en el Internet de las Cosas.

KDDI no sería el único gigante japonés que está invirtiendo en empresas tecnológicas de EE.UU. En 2011 Softbank acordó comprar el 70% de la operadora Sprint Nextel por valor de 20.000 millones de dólares, creando el tercer mayor operador móvil del mundo por ingresos. En febrero su brazo de capital riesgo, SoftBank Capital, anunció la creación de un fondo de 250 millones de dólares.

Por otro lado, la también operadora nipona Docomo lanzó en el mismo mes un fondo llamado Incubation Village por valor de 109 millones de dólares y diez años de duración mediante Docomo Capital. La teleco invertía en la incubadora 500 Startups para ayudar a incubar firmas emergentes relacionadas con el mundo móvil.

Tampoco nos podemos olvidar de Rakuten, el Amazon japonés, quien a principios de año se gastaba 900 millones de dólares en adquirir la aplicación de mensajería instantánea y comunicación por voz Viber.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor