Kim Dotcom arremeterá legalmente contra EEUU y financiará el acceso libre a Internet en Nueva Zelanda

Empresas

Tras la caída de Megaupload, el gobierno de EEUU pensaba que sería fácil la extradición de Kim Dotcom, y que tras vapulearle legalmente no se repondría. Pero la situación es ahora radicalmente a lo que esperaban. No sólo volverá con dos servicios nuevos, Megabox y Mega, sino que además plantea demandar a EEUU y las grandes distribuidoras. Lo mejor es que espera utilizar el dinero que consiga para mejorar la infraestructura de la fibra óptica en Nueva Zelanda y ofrecer conexión gratuita a todos sus ciudadanos.

La idea es financiar la parte que queda del proyecto que la compañía neozelandesa Pacific Fibre tenía planeado, colocar un segundo cable de fibra óptica por el Pacífico para conectar Nueva Zelanda con EEUU, doblando su ancho de banda. Para ello necesitan 200 millones de libras.

Además, no sólo financiaría el proyecto, sino que se quiere comprometer a que la conexión a Internet en Nueva Zelanda sea gratis para los ciudadanos, y que sólo el gobierno y las empresas tenga que pagar por ella.

Esta idea, al parecer utópica, podría ser viable gracias a un as en la manga de la personificación física del Kingpin de Marvel. Una demanda multimillonaria que Kim Dotcom estaría preparando gracias a que Nueva Zelanda declaró ilegal la intervención estadounidense.

Personalmente no suelo estar muy de acuerdo con la manera en que Kim Dotcom actúa, ya que muchas veces su éxito se basa en fastidiar a otros que no han hecho nada. Pero hay que aceptar que estos nuevos planes tienen muy buena pinta, ayudarán a mucha gente y le servirán para convertirse en una persona muy apreciada en Nueva Zelanda.

Eso sí, con la que está cayendo, las tensiones diplomáticas que van a haber con este tema van a ser épicas. [Guardian]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor