King of Fighters 2000/2001

Workspace

Más rollo revival que nos trae un par de clásicos de los juegos de lucha en 2D.

SNK no se corta un pelo y nos presenta los King of Fighters 2000 y 2001 en un paquete para disfrutarlo en la Playstation 2. Esto, desde luego, puede verse desde dos perspectivas. Por un lado, se trata de dos juegos muy divertidos y que pueden darnos largas horas de entretenimiento frente a nuestra consola. Por otro lado, también se puede ver como una forma de reciclaje, ya que por interesante que pudieran ser, estamos hablando de dos productos que tienen años, y el tiempo en el mundo de los videojuegos es un factor extremadamente importante ya que suele marcar rápidamente las arrugas. Y eso es precisamente lo que se le puede achacar a este pack: arrugas. Por que no hay duda de que los King of Fighters son clásicos (con una cantidad bastante importante de títulos en la saga), y grandes juegos por derecho propio, pero resulta un poco extraño encontrarse con títulos así cuando tienen que competir con otros de gran calidad y técnicamente superiores (como los de las sagas Tekken, Virtua Fighter y Mortal Kombat, sin ir mas lejos).

Técnicamente, uno se encuentra lo que espera. Gráficamente, uno parece estar frente a la máquina recreativa de la que han salido estos juegos, por lo que nos encontramos símplemente con un par de juegos de combate en 2D, con gráficos cuidados, pero que no pasan de eso. El sonido es bueno, con todo tipo de efectos a la hora de combatir (patadas, puñetazos, movimientos especiales, chillidos varios, etc), y la banda sonora es relativamente variada y entretenida.

La jugabilidad es desde luego el punto fuerte. Ambas versiones son excelentes ejemplos de cómo hacer juegos de lucha en el aspecto del control de personajes. El dominio de muchas técnicas de personajes puede resultar una tarea costosa, pero eso es también algo que aporta durabilidad al juego, e interés a la hora de seguir echando horas para partirle la cara a los contrincantes. No hay grandes diferencias entre la versión 2000 y 2001, pero merece la pena jugarlos por separado para disfrutar de ambos sabores convenientemente.

En resumidas cuentas, KOF 2000/2001, a pesar de los años que tiene a sus espaldas es una buena elección para los muy aficionados al género, o para los que disfrutaron de esos títulos en las recreativas y ahora quieran disfrutarlos en sus casas hasta la saciedad.

Julio Canto

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor