KIRA 350, el netbook de AIRIS

ComponentesMovilidadPortátilesWorkspace

Se conocen como netbooks los portátiles de dimensiones y peso reducidos que están surgiendo preparados, sobre todo, para trabajar con Internet desde cualquier lugar.

Tras la moda de los netbooks la empresa Infinity System saca su propio modelo: AIRIS KIRA. En este caso presentan tres posibilidades KIRA 100, 300 y KIRA 350. La diferencia fundamental está en algunas características técnicas y, por consiguiente en el precio final del equipo.

Así, el modelo 100 cuenta con una memoria de almacenamiento interna SLC Flash de 2 GB, mientras que los KIRA 300 y 350 tienen un disco duro de 40 GB. Además, los dos primero modelos (100 y 300) tienen una memoria RAM de 512 MB, mientras que el 350 viene con 1024 MB.

Por lo demás, el resto de las características son prácticamente comunes en los tres modelos. Pantalla TFT de 7 pulgadas (800×480 píxeles), procesador Via C7-Mobile Ultra 1 GHz, Módem, tarjeta de Red 10/100, WiFi, 802.11BG, lector de tarjetas SD/MMC/MS/CF, dos puertos USB 2.0, webcam, altavoces y micrófono integrados, sonido High Definition (Compatible AC97), salida VGA para monitor y con posibilidades de Linux o Windows XP.

El peso del equipo es de apenas 1 Kg y sus dimensiones son realmente pequeñas, 243x172x29 mm (ancho x fondo x alto). Además, la batería de Ion-Litio permite una autonomía de unas 4 horas aproximadamente, en función del consumo de recursos que necesite la aplicación que se ejecute.

Los precios recomendados de los modelos KIRA 100, 300 y 350 son de 299, 329 y 349 euros respectivamente.

En nuestro caso, hemos contado con un modelo KIRA 350 para probarlo durante unas semanas. Podemos decir que el resultado ha sido más que satisfactorio. El equipo ha respondido bien en todo momento. Sólo hemos tenido algún problema con alguna aplicación de edición fotográfica importante, que no conseguimos que terminara de funcionar bien. Con el resto de programas de uso cotidiano funcionaba sin problemas.

Las conexiones a las redes inalámbricas las hace rápidamente y una vez conectado mantiene la estabilidad de la línea, por lo que la navegación es buena. También hemos utilizado sistemas de VoIP para hablar y, si la conexión lo permite, la comunicación es adecuada.

Si nos lo llevamos de viaje, el disco duro de 40 GB que tiene es más que suficiente para tener varios programas instalados, llevar archivos personales y lo que es más importante, poder descargar las imágenes de nuestra cámara de fotos y así vaciar la memoria de la misma.

A la hora de ver vídeos, escuchar música o incluso películas en formato DivX, la reproducción es buena y el sonido adecuado. Eso sí, hay que tener en cuenta que estamos ante una pantalla de 7 pulgadas, por lo que nos puede parecer un tamaño de imagen reducida, pero precisamente es lo que se busca con este tipo de portátiles. Además, durante la ejecución, el consumo de la batería está muy ajustado por lo que apenas baja el tiempo de autonomía.

El tamaño y peso son tan pequeños que se transporta y maneja muy fácilmente, pudiéndolo llevar a cualquier sitio. Una pega, sin embargo de estos equipos, es el teclado. Al ajustarse a estas dimensiones, podemos tener al principio cierta dificultad para teclear correctamente, sobre todo si sabemos mecanografía y pretendemos escribir con todos los dedos como en un teclado de dimensiones normales. Superado este aspecto la experiencia será superior a la de escribir desde PDAs u otros dispositivos móviles.

En definitiva, estamos ante un miniportátil de buen rendimiento y a un precio competitivo. Ideal como compañero de viaje en vacaciones o para conectarse a Internet desde cualquier sitio.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor