Kuratas, un robot tripulado de 4 metros de altura [Veredicto: la antesala de las batallas de Mechs]

Empresas

Me adelanto a todos vosotros confirmando vuestra apreciación de que el vídeo y este robot gigantesco emanan un cierto tufillo a FAKE del bueno, pero eso no quita que me haya quedado bien impresionado con este Kuratas, un robot tripulado de más de 4 metros de alto al más puro estilo de los Mechs de combate que tantas y tantas páginas de cómics, dibujos animados y videojuegos han protagonizado. Presentado hace unas semanas en Japón por la “conocidísima” Suidobashi Heavy Industry de Tokio el vídeo que protagoniza la guapa piloto está bien repleto de humor y carente de datos serios y contrastados, pero el armatoste es físicamente palpable y ya está construido, y si se mueve como aseguran (a falta de ponerle armamento real) ya es de por sí un cachivache muy espectacular.

El lejano oriente japonés es una fuente increíble de locuras y noticias inverosímiles y este robot, el Kurata mod-KR01, viene a sumarse a la lista. Con 4 metros de altura total y casi 4,5 toneladas de peso este robot puede albergar en su interior a un piloto (que podrá conducir a cuerpo destapado o encerrarse en la cabina con los monitores y cámaras que equipa), pero también podrá ser controlado mediante un dispositivo exterior (con una simple aplicación de smartphone por ejemplo).

El robot funciona con combustible diesel, y alcanza unos ridículos 10 Km/h, por lo que estamos ante una especie de tortuga de acero gigante. Eso sí, por mucho que el trayecto se eternice debe imponer bastante el llegar al trabajo a lomos de una bestia de este tipo. Seguro que en la oficina te mirarán diferente con tu Kuratas aparcado en la plaza de parking del sótano. Y no sólo se trata de un “scooter acorazado” pues los brazos articulados se mueven de forma independiente pudiendo ejercer algunas acciones básicas como agarrar, golpear o disparar pequeños perdigones con su metralleta tipo Gatling.

Lo que podría ser un proceso embrionario de un robot tipo Evangelion o Gundam (por no hablar del clásico nipón de Mazinger Z) quizá no pase de broma pesada de unos freaks de la ingeniería y la computación, pero solo con ver la cara de alucine de todo el auditorio nipón (con varios asistentes viendo sus fantasías de niño casi realizadas) paga la pena ver los vídeos. El sistema automático que dispara al detectar la sonrisa del piloto no sé si es directamente absurdo o roza lo macabro. Lo de los cañones de agua (embotellada) mejor ni lo comento…

Lo Kuratas no se venden como vehículo convencional ¿estará homologado de alguna manera para circular?, por lo que el fabricante no se compromete a garantizar la seguridad de sus ocupantes (ni del entorno tampoco, supongo).  Pero, la verdad, ¿A quién le importa no tener ni seguro si podemos desplazarnos montados dentro de un robot gigante? Yo ya voy ahorrando (piden 1 millón de euros por el Kurata “básico”, extras que quieras añadir a parte) para cuando tengan el prototipo KR05 a ver si ya corre un poquito más.  ─ [Coolthings]

Autor: Doleo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor