La 4G podría crear “zonas muertas” para los GPS

4GEmpresasMovilidad
0 0

Las estaciones base 4G emiten sus señales en un rango de frecuencia muy próximo al de las señales GPS, pero con mucha mayor potencia, lo que podría generar interferencias.

La construcción de estaciones base móviles con tecnología 4G podrían afectar a los sistemas de navegación por satélite GPS, generando zonas muertas donde los navegadores dejarán de funcionar.

La compañía LightSquared dice que las comunicaciones con los satélites utilizan señales de baja potencia en el rango de frecuencia 1525MHz a 1559 MHz, que está muy cerca de los rangos de frecuencia que utilizan los GPS (1559MHz a 1610Mhz). Hasta ahora esta situación no ha generado problemas de interferencias, pero la instalación de estaciones base de comunicaciones móviles 4G podría generar problemas porque utilizan señales más fuertes en el mismo rango de frecuencias.

A través de la web Physorg.com, la compañía LightSquared espera que la red  de banda ancha móvil esté completada en Estados Unidos para 2015, con un coste de más de 8.000 millones de dólares y la instalación de más de 40.000 estaciones base.

Pero algunos ingenieros de Garmin, conocida por sus sistemas de navegación para tierra, mar y aire, aseguran que las señales de estas estaciones base serán “desastrosas” y que limitarán seriamente la recepción GPS, privando a amplias zonas de Estados Unidos de cobertura GPS:

Los ingenieros hicieron una serie de pruebas de laboratorio en el que se recreó la existencia de 31 satélites para simular las señales GPS, que se vieon afectadas por las señales de la 4G.

Jeff Carlisle, portavoz de LightSquared asegura que las estaciones base no tienen la culpa, y que el problema puede generarse debido a que algunos receptores GPS son capaces de ver las señales que se generan en las frecuencias vecinas, que son en las que LightSquared opera. Carlisle ha asegurado que su compañía ya ha gastado más de nueve millones de dólares en una serie de filtros para impedir que sus señales interfieran con las señales más débiles de los GPS y que el problema que podría generarse sólo afectaría a los receptores GPS muy sensibles.

La Federal Communications Commission (FCC) de Estados Unidos, ha pedido a la compañía que trabaje con diversas agencias federales y compañías GPS para estudiar cómo tratar dichas interferencias. Se prevé que el próximo 15 de junio se ofrezcan las conclusiones a este trabajo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor