La aerolínea Qantas incluira Gear VR para algunos vuelos clase Business

EmpresasWorkspace
Qantas

La aerolínea australiana Qantas, consciente de la utilidad de la realidad virtual para amenizar el viaje a los pasajeros, ofrecerá a partir de marzo varios sistemas Gear VR a sus clientes VIP en clase Business.

Los viajes en trayectos largos, ya sea en avión o en otro medio de transporte, se plantean como un escenario muy interesante para un sistema de realidad virtual. A menudo estos viajes, y sobre todo cuando se trata de ir en avión, implican estar en espacio reducidos durante varias horas, con ruidos constantes y compartiendo el espacio personal con otros viajeros.

Los ultraportátiles, talets y smartphones permiten que cada usuario pueda ‘aislarse’ y hacer su viaje más llevadero, pero a pesar de que la pantalla y los auriculares nos alejan del exterior, seguimos siendo conscientes de lo que hay alrededor. La realidad virtual permitiría poder estar totalmente inmersos en una realidad completamente diferente a la del viaje, una especie de ‘sueño’ que haría que los viajes fueran algo muy diferente y aumentarían notablemente el confort.

Ante esta situación, la aerolínea australiana Qantas plantea traer la realidad virtual a sus pasajeros. Eso sí, en un principio lo hará de forma muy limitada, pero éste podría ser el principio de una aceptación generalizada no sólo por otras aerolíneas, sino sobre todo por los propios pasajeros.

La idea de Qantas es hacerse por ahora con 12 Galaxy Note 4 y 12 Gear VR de Samsung, de forma que estarían listos para su uso a mitad de marzo y proveería 2 para su sala VIP en el aeropuerto de Sydney y otros dos para Melbourne, mientras que el resto estarían reservados para la clase Business en los vuelos tanto de salida como de llegada a Los Angeles. Además de esto, el uso estaría limitado en el tiempo por cada pasajero.

No queda muy claro si al tipo de usuarios que viaja en Business o está en la salas VIP le interesa compartir un dispositivo que le sale por menos de 900 dólares cuando paga mucho más por cada billete. Aunque claro, si se pone de moda también en Europa, ya puestos a rapiñear seguro que algún diputado europeo con sus ‘necesarios’ vuelos a Europa en esta clase, lo mismo exige uso exclusivo mientras un funcionario debe masajearle los pies.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor