La almohada total para tus siestas más acogedoras

Empresas

Es la hora de la siesta.

Nada de sofá o sillón, que al final terminas con tortícolis o te despiertan los anuncios de la tele. Como decía Camilo José Cela, nada como una reparadora siesta de “orinal, pijama y padrenuestro”. La persiana echada proporcionando penumbra, el ventilador del techo en la posición adecuada para no hacer mucho ruido y sí generar una suave brisa. ¿Qué nos falta? Ah, claro, esta almohada especialmente diseñada para embarazadas pero que a cualquier nos puede acoger con su abrazo digno de Morfeo (el de la mitología griega, no el de “Matrix”). Y aún hay más.

Seamos sinceros, en invierno quizá sea lo mejor, pero en verano la placidez de una siesta puede verse truncada por un abrazo, ya puede ser todo lo amoroso que quiera tu pareja.

Y es que el calor del estío es insoportable y más en esta hora vespertina en que no apetece más que tumbarse después de comer y dejarse vencer por el sueño. La tradicional almohada también ha visto llegada al hora de renovarse con diseños que permiten ampliar su utilidad. Es el caso de esta almohada específica para embarazadas pero que seguro que a más de uno le puede venir bien aunque se barriguita se deba a la buena vida, las tapitas del bar y las cañas con los amigotes.

La forma de C invita a situarse en el interior de esta almohada. La parte destinada a que repose la cabeza es más o menos como la de cualquier otra almohada “tradicional”, pero entonces vienen las diferencias.

Podemos situar nuestras espalda contra una parte que procura un apoyo lumbar para esa zona tan castigada por el aumento de peso en la mujer en estado de buena esperanza. Continuando hacia abajo las piernas se pueden colocar “abrazando” (¿apiernando?) un último tramo que sirve de reposo para el vientre.

A más de una y más de uno le debe parecer que acaba de descubrir la almohada de sus sueños. ─[Amazon]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor