La atención social requiere la coordinación de las e-administraciones

Empresas

Un experto aboga por la coordinación de las administraciones para usar las nuevas tecnologías en la atención social.

El médico y coordinador de Participación y Calidad de la comisión delegada de Bienestar Social de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, Manuel González Guzmán, ha asegurado que es necesario “impulsar y~~potenciar” la coordinación entre administraciones para que cuando se utilicen las nuevas tecnologías en la atención social a personas con dependencia “haya una respuesta consensuada detrás de ese catálogo de servicios”.

En rueda de prensa, González Guzmán explicó que la coordinación de los dos principales organismos que intervienen en la atención social, el Sistema Público de Servicios Sociales y el Sistema Sanitario Público, es “la única forma de garantizar la prestación y la continuidad de estas actuaciones”, por lo que reiteró que debe haber consenso en el protocolo y el procedimiento de actuación.

Así, detalló que la coordinación entre el que recibe la llamada de la persona dependiente que está en su domicilio, que normalmente suele pertenecer a un centro de atención, y las otras instituciones que intervienen en el proceso, como el 061 si se trata de una emergencia, “es fundamental”.

En esa línea, manifestó que la complicación no suele residir en los equipos técnicos, sino en los que tienen que estar detrás para dar respuesta, porque de cara al ciudadano lo importante es que se ofrezca un producto “fiable, fácil de utilizar, que tenga un coste reducido y que no suponga desigualdades en función del territorio donde se viva para que no existan ciudadanos de segunda”.

Manuel González Guzmán, que hoy participó en el curso ‘El futuro de la autonomía personal en Andalucía’ organizado esta semana por la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) en La Rábida (Huelva), se refirió a la teleasistencia como “la principal cartera de servicios que contempla la nueva ley de atención a las personas con dependencia y que da cobertura a 40.000 personas en Andalucía”, aunque también citó otro tipo de tecnologías que pueden facilitar la vida en el domicilio a estas personas y a sus cuidadores, ofreciendo “información fiable, asesoramiento y formación”.

Asimismo, insistió en que las nuevas tecnologías pueden insertarse en el entorno del domicilio como lugar en el que principalmente residen las personas con este tipo de dependencias, como ocurre con el ordenador, al que pueden recurrir para obtener información, ocio o relacionarse con el exterior.

Por último, indicó que Andalucía ha puesto en marcha desde hace tiempo numerosos proyectos sobre las nuevas tecnologías aplicadas a la atención de personas con dependencia, “con antelación incluso al borrador y al texto de la ley, como es el caso de El Plan Andaluz de Alzheimer, que desde hace cuatro años ha potenciado la utilización de las nuevas tecnologías con el citado fin”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor