La auténtica razón de que Steve Jobs no llevase matrícula en su Mercedes

EmpresasInnovación

Era uno de los hombrs más influyentes del planeta, dirigía la mayor compañía del mundo por capitalización bursátil, tenía todo lo que quería. Incluso un coche sin matrícula.

Caprichoso, que era Steve Jobs. Algunos se preguntaban por la razón que había detrás de su manía de llevar el coche sin la placa identificativa, a pesar de que acumuló unas cuantas multas de tráfico por esa razón. ¿Deseos de destacar? ¿Creencia de estar por encima de la ley? El motivo era mucho más sencillo.

Algunos estados de USA permiten que los automóviles utilicen una sola placa de matrícula, habitualmente la trasera.

Pero Steve Jobs ni siquiera llevaba una de las dos placas de matrícula en su Mercedes SL55 AMG. Según Jon Callas, director de Entrust, una empresa de seguridad que trabajaba para Apple, esto se debía a que Jobs alquilaba mediante leasing todos sus vehículospara uso personal, no los compraba.

Al parecer Jobs encontró un asidero legal, uno de esos resquicios que tanto juego dan en las pelis y series de abogados, por el que las leyes del Estado de California permitían conducir un vehículo nuevo sin placa de matrícula durante 6 meses, aunque el vehículo sí tenía que estar debidamente registrado.

Dado que Jobs no tenía precisamente problemas de liquidez, decidió que estrenaría coche cada 6 meses, adquiriéndolos nuevos mediante leasing. Llegó a un acuerdo con una empresa de leasing que cada 6 meses le cambiaba su “viejo” Mercedes por uno nuevo… sin placa de matrícula, evidentemente. Estrenaba dos coches idénticos al año. Lo normal.

Esa es la clase de lógica que empleaba un hombre muy acaudalado para sortear las barreras legales a su capricho de llevar un coche sin placas de matrícula. Una curiosa forma de ser diferente, evitar la identificación de tu vehículo de manera que fueses el único ciudadano de California que durante años llevaba el mismo modelo de coche sin matrícula. ─[Jalopnik]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor