La banda ancha aumenta en Europa un 70 por ciento

Empresas

Según señala la Comisión, este tipo de conexión genera ganancias en productividad y favorece el aumento del nivel de vida, el empleo y la cohesión social.

Las conexiones a Internet de banda ancha han aumentado en la UE un 70 por ciento en el último año, hasta los 40 millones, con una tasa media nacional de penetración del 9 por ciento en los 25, porcentaje por debajo del cual se sitúa España, con un 8 por ciento.

Según los datos hechos públicos por la comisaria europea de Sociedad de la Información, Vivane Reding, durante 2004 se realizaron 16,5 millones de nuevas conexiones de banda ancha, frente a los 10,7 de 2003, y además la mayor parte (9,9 millones) fueron en el segundo semestre del pasado año.

Esto supone una media de 45.000 nuevas conexiones por día frente a las 29.000 de 2003. El fuerte crecimiento del último año queda demostrado por el hecho de que en enero de 2004 sólo cuatro países, Dinamarca, Bélgica, Holanda y Suecia, tenían una tasa de penetración superior al 10 por ciento.

Los últimos datos, de enero de 2005, muestran que hay seis países con un nivel superior al 10 por ciento y cuatro igualan ese porcentaje, mientras que otros cinco se acercan, con un 8 por ciento. Holanda, con una tasa de penetración del 19 por ciento se sitúa a la cabeza, seguida por Dinamarca (18); Bélgica (16); Suecia y Finlandia (15) y Francia (11). Con un 10 por ciento se sitúan Reino Unido, Estonia, Austria y Malta y con un 8 por ciento España, Italia, Luxemburgo, Portugal y Alemania.

Por debajo se sitúan Eslovenia, con un 6 por ciento; Lituania y Hungría, 4 por ciento; Irlanda, Portugal y Chipre, 3 por ciento; Letonia y República Checa, 2 por ciento; Eslovaquia, 1 por ciento, y cierra la lista Grecia, con un 0 por ciento, según los datos de la Comisión. Otro dato destacado por el Ejecutivo comunitario es que en el último año la parte del mercado de los nuevos actores ha pasado del 43 al 46 por ciento

“Las cifras relativas a la banda ancha son destacables y muy alentadoras ante el futuro”, subrayó Reding, quien también destacó “la importancia capital” para la competitividad y la prosperidad de Europa de este tipo de conexiones.

Gracias al aumento de la oferta y la demanda, las empresas y los particulares se pueden beneficiar de mejores tarifas, de un abanico más amplio para elegir el servidor y de ofertas más innovadoras, resaltó la comisaria. Por ello, reiteró la necesidad de aplicar un marco reglamentario “adecuado” a nivel nacional para poder continuar con esta evolución.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor