La banda ancha de la empresa española sobresale en la UE

Cloud

La proporción de pymes españolas conectadas a Internet de alta capacidad asciende al 71 por ciento, cifra que supera el 51 por ciento correspondiente a la media europea.

España es uno de los países de la Unión Europea con mayor número de empresas conectadas a Internet por banda ancha (72 por ciento), sólo superado por Dinamarca (80 por ciento) y Suecia (75 por ciento) y muy por encima de la media de los Veinticinco (53 por ciento), aunque las compañías españolas son, entre las comunitarias, las que menos recurren al comercio electrónico, según los datos de la oficina estadística Eurostat correspondientes a 2004.

Por su parte, la proporción de pequeñas y medianas empresas (pymes) españolas conectadas a Internet por banda ancha asciende al 71 por ciento, mientras que entre las grandes sociedades llega al 94 por ciento, en ambos casos superando claramente la media europea (51 y 87 por ciento respectivamente).

Globalmente, la cuota de empresas que usan Internet, tanto por banda ancha como a través de una conexión normal, se sitúa en el 87 por ciento (87 por ciento pymes y 99 por ciento en el caso de las grandes compañías), mientras que en el conjunto de la UE es del 89 por ciento (89 por ciento pequeñas y 99 por ciento grandes). Los niveles más altos de utilización de Internet por parte de las empresas corresponden a Dinamarca y Finlandia (97 por ciento) y a Bélgica y Suecia (96 por ciento).

Sin embargo, a la hora de utilizar Internet para el comercio electrónico, España se sitúa a la cola de la Unión Europea. Sólo un 9 por ciento de las empresas (16 por ciento entre las grandes y 9 por ciento entre las pymes) compran a través de la Red, frente al 32 por ciento de media de los Veinticinco. La proporción de sociedades que venden en Internet todavía es más baja, del 2 por ciento (6 por ciento de las grandes y 2 por ciento de las pequeñas). La media comunitaria es del 11 por ciento.

De modo paralelo, el uso de la banda ancha en España es mucho menor cuando se trata de hogares, donde se limita al 15 por ciento, frente al 36 por ciento de Dinamarca, el 21 por ciento de Finlandia o el 20 por ciento de Estonia. De hecho, el 40 por ciento de los hogares españoles están conectados a Internet , 7 puntos por debajo de la media de la UE (47 por ciento).

Las cifras de Eurostat también ponen de relieve que la proporción de hombres que utilizan Internet (51 por ciento) supera ampliamente a la de mujeres (43 por ciento). En España se repite la tendencia, aunque con porcentajes mucho más bajos (45 y 36 por ciento respectivamente). Además, en todos los Estados miembros, y tanto para los hombres como para las mujeres, el uso de la Red es más frecuente en la franja de edad de los 16 a los 24 años, y disminuye progresivamente con los años.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor