La BIOS y el arranque

Workspace

Sin embargo, una de las posibilidades a nuestro alcance para llevar a cabo esta operación que más puede incidir en la reducción del tiempo de arranque es la BIOS. Desde ella podemos «limpiar» el proceso de arranque a niveles que el sistema operativo nunca nos permitiría. El acceso a este sistema de entrada/salida lo realizamos

Sin embargo, una de las posibilidades a nuestro alcance para llevar a cabo esta operación que más puede incidir en la reducción del tiempo de arranque es la BIOS. Desde ella podemos «limpiar» el proceso de arranque a niveles que el sistema operativo nunca nos permitiría.

El acceso a este sistema de entrada/salida lo realizamos mediante las teclas «F1» o «Supr». Una vez hemos accedido a la interfaz principal, cada fabricante tiene su propio diseño pero las opciones son muy similares, nos dirigimos a la sección que atienda a al arranque del equipo y seleccionamos la opción Silent Boot y en la ventana emergente marcaríamos la opción Disabled.

De esta forma eliminamos la información que el fabricante de la placa haya insertado en el arranque del PC, la clásica imagen corporativa que aparece al iniciar el equipo o cualquier otra cosa que algunos montadores o fabricantes incluyen en el proceso de arranque del sistema.

A continuación, por medio del tabulador, nos dirigimos a la opción por la que salimos de la BIOS guardando los cambios efectuados, Save and exit. La siguiente vez que arranquemos nuestra máquina no aparecerá la mencionada imagen y el tiempo necesario para iniciar el sistema se verá reducidonotablemente.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor