La cámara de fotos más cara del mundo

Empresas

Uno podría pensar que la cámara más cara del mundo sería una con todo tipo de novedades tecnológicas o uno de esos horripilantes productos para ricos en los que sin venir a cuento lo recubren de oro y diamantes. Pero no, el valor de esta cámara se lo da su carácter histórico, ya que es una de las 25 Leica 0 que sirvieron como prototipo de la Leica A, la primera cámara compacta comercial de película de 35mm.

Ésta, junto sus otras 24 compañeras 0-Series Leica, fue creada por el ingeniero óptico Oskar Barnack en 1923 para comprobar si el formato de película de 35mm tendría éxito entre los fotógrafos.

A partir de ellas surgió la Leica A en 1925, presentada en la Leipzig Spring Fair y que supuso todo un éxito comercial, llegando a producirse varias versiones hasta 1936.

Este pedazo de historia de la fotografía fue vendido por 2,16 millones de euros en la subasta Photographica en la Galerie Westlich de Vienna, Austria. De esta manera supera a la anterior por casi el doble, otra Leica 0 por 1,32 millones de euros.

Tan sólo quedan 12 de estas cámaras todavía en circulación, aunque por el precio que están adquiriendo y el interés de compradores privados probablemente el público no podrá seguir viéndolas.

Sí, ya sé que por más de 2 millones de euros lo mínimo es que tuviera puerto microUSB o al menos ranura Compact Flash, pero bueno, al menos tiene un rollito steampunk que irá a juego con tu disco duro a vapor. [BBC]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor